El socavón de San Amaro obligará a cortar parte del Paseo durante una semana

El Ideal Gallego-2019-10-29-009-13a363df

El Ayuntamiento calcula que los obreros tardarán cerca de una semana en reparar el boquete que se abrió el domingo en el Paseo Marítimo, en dirección entrada de la ciudad, a la altura del cementerio de San Amaro. Según las primeras informaciones, lo provocó una escorrentía de aguas del sistema de recogida de pluviales, que arrastró la tierra debajo del asfalto hasta provocar una oquedad que llevó a que se hundiera el asfalto, sin que eso provocara accidentes. Esto obligará a mantener cortado el carril de entrada. El tráfico, mientras tanto, se desvía por la calle de Veramar, puesto que se ha cortado la circulación a la altura  de la rotonda que se encuentra en ese cruce de ambas vías.

Subsuelo

Hay que recordar que en los últimos días han caído lluvias copiosas, lo que explica que el firme se debilitara tanto como para venirse abajo. De todos modos, fuentes municipales apuntan que el boquete no es demasiado grande, aunque sí profundo. Por otro lado, casi todo el Paseo Marítimo se asienta sobre terreno ganado al mar, lo que explica que sea especialmente vulnerable a esta clase de fenómenos.

El más importante de los últimos años tuvo lugar en la calle Rubine en febrero de 2016, tras un fuerte temporal. El suceso  obligó a cortar la calle al tráfico durante semanas para cimentar el subsuelo, compuesto de arena. Ese mismo año se registraron otros dos incidentes parecidos: uno en la calle de Durán Loriga y otro en Cuatro Caminos.

El socavón de San Amaro obligará a cortar parte del Paseo durante una semana

Te puede interesar