La Autoridad Portuaria y Repsol fijan hoy el cronograma de traslado para reducir los plazos

Repsol sigue operando en el muelle de San Diego pedro puig
|

La Autoridad Portuaria de A Coruña y Repsol mantendrán hoy una reunión para acordar un cronograma para el inicio del trasladado de las operaciones de la petrolera a la dársena exterior de Punta Langosteira con el objetivo de "minimizar" el plazo fijado para 2018.

Así lo ha avanzado esta mañana el presidente del ente portuario, Enrique Losada, durante su intervención en el desayuno informativo Fórum Europa.

La pasada semana Autoridad Portuaria y Repsol sellaron el acuerdo para iniciar el trasladado de los tráficos de petróleo crudo, coque y azufre -los tráficos de crudo y sólidos representan el 60 por ciento del total de mercancías movidas por Repsol en A Coruña el pasado año- a las nuevas instalaciones de Punta Langosteira, donde tras invertir 124,6 millones de euros comenzará a operar en 2018.

La decisión de Repsol de trasladarse a Punta Langosteira supone el "primer gran paso" para la eliminación del oleoducto de seis kilómetros que atraviesa la ciudad, "un salto cualitativo para la seguridad de nuestras costas y de nuestra ría", ha subrayado Losada.

En Punta Langosteira, Repsol construirá un pantalán propio, una terminal de graneles líquidos, un rack de tuberías y un poliducto que permitirá trasladar a refinería de A Coruña todos los productos que la petrolera mueva en el puerto de la ciudad.

La operación de trasladado permitirá además la liberación 26.397 metros cuadrados que serán integrados en la trama urbana de la ciudad, ha remarcado Losada.

El presidente de la Autoridad Portuaria ha lamentado que no se le "esté dando la gran importancia" que tiene la operación firmada con Repsol tras años de negociación.

Además del acuerdo con Repsol, Losada ha destacado las decisiones de otras grandes empresas como la petrolera mexicana Pemex o Galigrain, importante operador de graneles agroalimentarios, de instalarse en Punta Langosteira, lo que refuerza el papel del nuevo puerto como generador de riqueza y empleo para Galicia.

La construcción del contradique, que será licitada a mediados del próximo año por 47 millones de euros; la finalización de la conexión por tierra y, sobre todo, el enlace ferroviario son los principales retos que debe afrontar la nueva dársena exterior para lograr su plena operatividad.

Sobre este último asunto, Losada ha expresado su confianza a que "dentro de las actuales limitaciones presupuestarias" la conexión ferroviaria pueda agilizarse "al máximo".

El traslado al puerto exterior de las principales operaciones realizadas hasta ahora en el puerto interior de A Coruña obligarán a transformar éste con la "especialización en el tráfico de mercancías limpias" como objetivo, ha explicado Losada.

"Nuestra estrategia en este segmento se centra a medio y largo plazo en los contenedores, un sector con gran potencial de crecimiento que posibilita un servicio ágil, cómodo y rentable para el cliente y se encuentra entre los tráficos que mayor valor añadido generan en el puerto", ha afirmado Losada.

Para ello, se procederá a la modernización de la terminal de contenedores, que contará con 200.000 metros cuadrados una vez se haya culminado la ampliación del muelle del Centenario, y se haya puesto en marcha ya el nuevo Puesto de Inspección Fronteriza.

El sector pesquero, que el pasado año tuvo una facturación de 94,2 millones de euros situando la lonja de A Coruña como la primera de España en tráfico de pesca fresca, será junto al tráfico de cruceros, con un crecimiento exponencial en los últimos años, otro de los sectores clave para el futuro de la dársena interior.

La Autoridad Portuaria y Repsol fijan hoy el cronograma de traslado para reducir los plazos