El curso escolar comienza en el área metropolitana con reivindicaciones

El Ideal Gallego-2015-09-11-017-b7f2d641_1

El primer día del curso escolar fue más agitado de lo habitual en el área metropolitana. A las voces de los niños que volvían a los pupitres después del verano se sumaron las de los padres del CEIP de Arteixo y del alcalde de Miño. 
Los primeros, alrededor de setenta, se concentraron frente al centro para pedir la vuelta de Manel, el que hasta hace unos días era su conserje, después de que el Ayuntamiento lo trasladase al CEIP Galán, en Oseiro. El regidor miñense, Ricardo Sánchez, por su parte, criticó los “incumplimientos” de los compromisos de la Consellería de Educación en la localidad, como la construcción de un nuevo salón multiusos en el Centro Público Integrado Castro Baxoi.
El caso del conserje del colegio de Arteixo se dio a conocer hace unos días; el propio trabajador –que tiene contrato como personal de mantenimiento– señaló que el pasado 31 de agosto, cuando se acercó al centro en el que llevaba cinco años trabajando para pedir las llaves de cara al inminente comienzo del curso escolar, le comunicaron que debía incorporarse a otro colegio para este 2015-2016. 
El empleado asegura que no entiende cómo le han cambiado para un colegio en el que ya hay una persona que hace la misma labor que él, y que lleva casi tres décadas en el puesto. Apunta, al respecto, que serán dos en el cargo hasta que su compañero se jubile.
La explicación la ofreció el concejal de Obras, José Ramón Amado, que indicó que la jubilación sucederá el próximo mes de enero, y de ahí que se haya producido este movimiento. Ahora, en el CEIP Arteixo estará la persona que ocupaba el puesto de conserje en Meicende.
“Los funcionarios se toman a chirigota la concentración porque es algo –la rotación del personal– que se lleva haciendo desde hace tiempo”, afirmaba Amado, que desmintió, como así se le acusa, de que la decisión haya sido por un tema personal. “No tengo nada en contra de ningún trabajador”, asegura el concejal, quien recordó que el hasta hace unos días conserje del CEIP Arteixo, como delegado sindical, pudo haber denunciado esta situación.
José Ramón Amado no quiso por tanto dar repercusión ni mayor importancia a la concentración de ayer, a la que considera que fue poca gente. “En un colegio de 60 alumnos, que vayan 50 padres no es significativo”, indicó horas después de que se celebrara el acto de apoyo al conserje, con una pancarta en la que se podía leer “No sin Manel. ¡¡Que vuelva!!”.
En este sentido, el trabajador señaló que se siente “agradecido eternamente” a todos los padres y profesores del CEIP Arteixo por estas muestras que, como dijo, no se lo esperaba “ni por asomo”.
Otra de las quejas de Manel viene motivada por su situación física, ya que tiene reconocida una incapacidad del 28% por los problemas que sufre en la espalda. Al respecto, lamenta que, el Ayuntamiento le haya puesto a hacer labores de exigencia física, como es el traslado de sillas, mesas o colchonetas de unas dependencias a otras de su nuevo colegio. Amado también respondió a esta denuncia aclarando que son trabajos típicos del comienzo del curso escolar, para reestructurar las aulas, pero que la función que realmente va a pasar a desempeñar es la de conserje.

incumplimiento
Menos sonora pero igual de indignada fue la protesta del alcalde de Miño contra el “incumplimiento” del compromiso de la Xunta de construir un salón multiusos en Castro Baxoi. Un compromiso, dijo Ricardo Sánchez, que ratificó el departamento autonómico el pasado mes de julio, y a pesar del cual, el día de inicio del curso, “no se han ejecutado los trabajos necesarios para contar con esta necesaria infraestructura” para el centro.
Sin embargo, lo que sí se está ejecutando son las obras –“la mayor parte de ellas ya concluidas”, señala el regidor– en el propio centro y su entorno y que, como recuerdan en Miño, el Ayuntamiento asumió una serie de mejoras como “necesarias” tras una reunión con la dirección y el Anpa.
Por otra parte, también en materia educativa, Sánchez aseguró que se siente “orgulloso” de las becas especiales para libros y material escolar. Algo que, como explicó, va a permitir la “gratuidad real de la enseñanza” en la localidad.

El curso escolar comienza en el área metropolitana con reivindicaciones

Te puede interesar