Carles Puigdemont planta a miles de independentistas en Estrasburgo por temor a ser detenido

EPA4463. ESTRASBURGO (FRANCIA), 02/07/2019.- Independentistas catalanes se manifiestan ante el Parlamento Europeo en la apertura de la legislatura contra su decisión de no reconocer como eurodiputados al expresidente de la Generalitat Carles Puigde

El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín optaron finalmente por no acudir ayer a la multitudinaria manifestación convocada por el movimiento independentista frente a la sede del Parlamento europeo en Estrasburgo, por temor a ser detenidos por la Policía francesa

Así lo explicó él mismo a través de un vídeo grabado con anterioridad en la ciudad alemana de Kehl, a unos pocos kilómetros de la frontera con Francia, y que fue proyectado en el lugar de la concentración independentista, donde se dieron cita cerca de 10.000 personas, según cálculos de la Policía francesa.

Sí acudieron a la cita los abogados del expresidente catalán, Jaume Alonso-Cuevillas y Gonzalo Boye, que explicaron que desaconsejaron a Puigdemont y Comín, que se encuentran huidos de la Justicia, que se sumaran al acto reivindicativo por el riesgo de ser detenidos y entregados a las autoridades españolas.

Desde el escenario y ante los miles de manifestantes, Boye afirmó que Puigdemont se encontraba solo “a metros” de distancia de la concentración y que más tarde se dirigiría a ellos, aunque no aclaró de qué modo ni dónde se encontraba. El abogado apuntó que se encontraba en Alsacia, la región en la que se sitúa Estrasburgo, aunque el entorno de Puigdemont aclaró después que no llegó a cruzar la frontera y se quedó en suelo alemán.

 

Deriva de represión

Así pues, los simpatizantes independentistas solo pudieron ver al expresident que actualmente reside en Waterloo en un vídeo grabado en el que criticó a la Eurocámara por su “deriva de represión y regresión” durante la pasada legislatura.

Los manifestantes portaban numerosas banderas independentistas, así como banderas europeas, y pancartas en las que se podían leer mensajes como “Cataluña libre” o “Los queremos en casa”. También había pancartas de libertad para los presos. Enfrente de los manifestantes había una persona con una bandera española.

La protesta coincidió con la sesión constitutiva de la Eurocámara, que arrancó a las 10.00 horas con los escaños vacíos del líder de ERC, Oriol Junqueras, y de Carles Puigdemont y Toni Comín.

En el primero de los casos porque el Tribunal Supremo no autorizó que fuera a recoger el acta ante la Junta Electoral Central, mientras que los otros dos no viajaron a Madrid para cumplir con los trámite necesarios para convertirse legalmente en eurodiputados al pesar sobre ellos una orden de detención en España.

En solidaridad con los tres líderes independentistas, varios eurodiputados, entre ellos la “numero dos” de ERC Diana Riba, mostraron tres carteles con sus caras para reivindicar sus derechos como eurodiputados.

El eurodiputado del Sinn Fein Matthew Carthy tomó la palabra y reclamado al presidente saliente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que se reconozcan los derechos políticos de los líderes independentistas.

La intervención concluyó sin respuesta de Tajani a esta señal de apoyo al movimiento independentista catalán, en la que se le pidió  una declaración de apoyo.

“Un Parlamento europeo que se condtituye sin tres de sus eurodiputados porque se les ha vetado es un Parlamento sin legitimidad. ayer más de dos millones de votantes europeos no están representados”, se quejó Riba en un tuit difundido desde el pleno.

Carles Puigdemont planta a miles de independentistas en Estrasburgo por temor a ser detenido

Te puede interesar