Posada: "Yo lo que temía sobre todo es que hubiera habido una desgracia"

Varias mujeres pro abortistas que asistían a la sesión de control al Gobierno como público han interrumpido el pleno del Congreso mientras intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardon, y han sido expulsadas despu&
|

El presidente del Congreso, Jesús Posada, se ha mostrado satisfecho porque durante la protesta de las activistas de Femen, que han interrumpido el pleno con el torso desnudo, "se ha actuado con prudencia", ya que ha reconocido que "lo que temía sobre todo es que hubiera habido una desgracia".

Posada, en declaraciones en los pasillos del Congreso, ha confirmado que las tres mujeres -una española y dos francesas- han sido identificadas en las dependencias policiales de la Cámara Bajar y después trasladas a la comisaría de Moratalaz (Madrid), desde donde pasarán a disposición judicial y será entonces el juez el que "tomará las medidas que considere oportunas".

Ha explicado también que las tres activistas de Femen expulsadas no habían sido invitadas por ningún grupo parlamentario sino que han entrado por el llamado turno libre, que permite a todos los ciudadanos que lo soliciten asistir como público a las sesiones plenarias.

"No tenían ningún antecedente de ningún tipo y han tenido ese derecho, ahora sí ya entrarán en un registro y con seguridad si quieren volver aquí no podrán", ha subrayado.

El presidente del Congreso ha admitido que ha vivido "con sorpresa" lo ocurrido, como la mayoría de los diputados: "estas cosas no ayudan nada a la imagen que el Congreso debe tener con respecto a los ciudadanos. No me gustan", ha dicho.

No obstante, ha añadido que una vez que se ha producido el incidente "se ha actuado con prudencia" ante lo ocurrido, ya que las activistas se han subido en las columnas "agresivamente para ellas mismas", ha señalado Posada.

"Yo lo que temía sobre todo es que hubiera habido una desgracia, que podía haberla habido y gracias a Dios no la ha habido", ha afirmado el presidente del Congreso, que ha querido recalcar que la labor de la cámara se ha interrumpido durante unos minutos, pero que la sesión ha continuado después con normalidad y "la vida política parlamentaria no se ha visto afectada".

Posada: "Yo lo que temía sobre todo es que hubiera habido una desgracia"