Otero se muestra tranquilo al ver que el caso de las multas de Lugo llega al final

el exsubdelegado del gobierno en lugo jesús otero, en el juzgado efe
|

El ex subdelegado del Gobierno en Lugo, Jesús Otero, que presentó la dimisión a raíz de su imputación en la causa abierta para investigar el sobreseimiento irregular de sanciones en la Jefatura Provincial de Tráfico, afirmó que se encuentra “absolutamente tranquilo” al comprobar que “esta historia se acerca a su final”.

Otero hizo estas declaraciones a Efe después de que la jueza instructora diese traslado al Ministerio Fiscal de las diligencias realizadas en la causa, mediante un auto con fecha del pasado 22 de octubre, para que formule el correspondiente escrito de acusación y se proceda a la apertura de juicio oral.

“Estoy absolutamente tranquilo, viendo que esta historia se acerca a su final. La justicia sigue su camino y a mí solo me queda esperar que esto termine de una vez”, afirmó Otero.

La titular del Juzgado de Instrucción número 3, Estela San José, ha imputado a un total de 78 personas en el marco de esa investigación, iniciada hace ya cuatro años, según el auto.

El exsubdelegado
del Gobierno está imputado junto a otras 77 personas por tráfico de influencias

Le imputa al propio Jesús Otero un supuesto delito continuado de tráfico de influencias y al que fuera jefe provincial de Tráfico, Julio González, los delitos continuados de tráfico de influencias, falsedad documental y prevaricación administrativa.

Al finalizar la instrucción, en la causa también ha sido imputada por un presunto delito de falsedad documental una funcionaria, que ocupaba el cargo de jefa de Negociado de Sanciones, y otras 75 personas, entre las que figuran varios cargos y ex cargos públicos, por un supuesto tráfico de influencias, por pedir que se les retirasen multas de tráfico.

La jueza instructora señala en el auto que, de las diligencias practicadas, “se desprende la existencia de un entramado de relaciones que, a través de distintos medios o modalidades”, hacía que “se sobreseyeran en la Jefatura Provincial de Tráfico expedientes sancionadores de manera irregular”.

En el mismo auto, estima que “el sobreseimiento de los expedientes o la minoración de la sanción” por las infracciones de tráfico denunciadas por la Guardia Civil se realizaba “a instancias del que en aquellos momentos era el subdelegado del Gobierno, Jesús Otero”.

 

Otero se muestra tranquilo al ver que el caso de las multas de Lugo llega al final