Las entidades sin ánimo de lucro no deberán presentar el impuesto de sociedades

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d), conversa con el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre, este miércoles en el Congreso EFE
|

La ley de Segunda Oportunidad incorporará la posibilidad de que las entidades sin ánimo de lucro cuyos ingresos no superen los 100.000 euros estén exentas de presentar el impuesto de sociedades, gracias a un acuerdo alcanzado por el grupo parlamentario popular y el catalán (CiU).

Según un comunicado remitido por CiU, este acuerdo llega tras la moción consecuencia de interpelación que se debatió ayer en el Congreso, a instancias del grupo catalán, con la que pedía al Gobierno eximir de la presentación de este impuesto a las pequeñas entidades sin ánimo de lucro.

Durante el debate, el diputado del grupo catalán Josep Sánchez i Llibre aseguró que se trataba de una moción "con una gran sensibilidad social" y que, si no se llegaba a un acuerdo, "muchas de estas entidades se verán abocadas a su desaparición por los problemas burocráticos que ello les provoca y los costes que les supone la presentación de este impuesto".

Según el diputado de CiU, son más de 50.000 entidades las que se están viendo perjudicadas por esta situación y por ello propuso que queden exentas de este tributo si sus ingresos no superan los 100.000 euros, siempre y cuando estos estén destinados a la realización de sus actividades.

"Hay más de dos millones de personas que hacen un trabajo de voluntariado y les estamos complicando su existencia y su supervivencia", afirmó.

La medida pactada beneficiará a asociaciones de padres y madres de colegios, clubes deportivos o comunidades de vecinos, entre otras entidades que, como condición, no tengan cargos remunerados en sus órganos de gobierno.

La propuesta del grupo catalán contó con el respaldo de todos los grupos del Congreso de los Diputados, incluido el popular, que pidió que la reforma normativa se hiciera a través de la Ley de Segunda Oportunidad, como al final ha aceptado CiU.

Así, la diputada del PP Concepció Veray reconoció que la reforma tributaria del Gobierno creó "de manera involuntaria" trabas burocráticas a las entidades sin ánimo de lucro.

Por ello, mostró su disposición a "hablar y llegar a un consenso" para incorporar en la Ley de Segunda Oportunidad un texto que contente a todos.

También Joan Baldoví, de Compromís, consideró que la moción era "razonable", así como el representante de UPyD Álvaro Anchuelo, que subrayó en su intervención el "fin loable" de la propuesta de CiU.

Las entidades sin ánimo de lucro no deberán presentar el impuesto de sociedades