La Xunta descarta habilitar una cuarta línea de Primaria en el colegio Fogar carballés

|

redacción > carballo
  La comisión de escolarización de Carballo se reunió ayer en el colegio Fogar de la localidad para llevar a cabo la adjudicación de plazas a aquellos niños que tras finalizar el periodo de matrícula se encontraban en lista de espera al no haber conseguido plaza en el centro solicitado en primera opción, un resultado que se hará público hoy desde primeras horas de la mañana en los correspondientes centros educativos y que podrán consultar todos los interesados. A partir de ese momento se abrirá el correspondiente período para que los padres puedan hacer las debidas reclamaciones ante la jefatura territorial antes de la formalización de la matrícula prevista entre el 20 y el 30 de junio.
Una de los puntos tratados por la comisión de escolarización y que ocupó una parte importante de la reunión fue la posible habilitación de la cuarta línea en primero curso de Primaria en el colegio Fogar para dar cabida a todos los niños que se encuentran en lista de espera en este centro, algo que desde la Xunta indicaron que no ven factible y cuya resolución trasladó la inspectora a los miembros de la comisión mediante una orden emitida por la jefa territorial de Educación.
Ante la imposibilidad de contar con esa nueva aula, la opción facilitada ayer por la inspectora para los de la zona de influencia del Fogar fue la de hacer una escolarización de los alumnos por encima de la ratio, es decir, dotar las diferentes unidades con un número superior a los 25 alumnos establecidos de máximo, una medida tomada de oficio, como explicó Mar Eirís, pero que en todo caso solamente supondría el aumento de uno o dos alumnos por unidad “para evitar que esta medida poida repercutir na calidade da ensinanza”.
Es por ello que la concejala de Educación reconoció que “non era a opción que nós queriamos” y que la mejor sería la habilitación de esa cuarta línea para primero de Primaria, por lo que a lo largo de toda la mañana que duró la reunión insistió y defendió en todo momento esa posibilidad, ante la negativa de la administración autonómica.

Nueva protesta > La solicitud de esa nueva aula para el Fogar llevó a que un grupo de padres y madres afectados por esta situación se volvieran a concentrar ayer, como hicieron hace unos días, para hacer oír de nuevo sus peticiones, esta vez a las puertas del propio centro, en donde a la misma hora se estaba celebrando la reunión de la comisión de escolarización con la presencia de la inspectora de Educación, Berta Estrada, como presidenta, además de la concejala de Educación, Mar Eirís, en representación del Concello, así como de representantes de los sindicatos, centros educativos y padres.
Cabe recordar que se trata de padres con hijos que se encuentran en estos momentos cursando el último curso de Infantil en un centro privado y que para Primaria no encontraron plaza en el centro elegido como primera opción, el Fogar, el que también les correspondería por área de influencia, de ahí la solicitud de esa cuarta línea ante el rechazo de tener que aceptar las plazas libres en el colegio San Luis Romero o en las unitarias.
Una vez conocida la decisión de la Xunta, para la recolocación de los alumnos en lista de espera, como indicó ayer Mar Eirís, la comisión realizó la distribución teniendo en cuenta primero la zona de influencia y las solicitudes de las familias y luego en función del sorteo de la letra y de la puntuación.
Otro de los puntos tratados fue la imposibilidad de poder contar con la ampliación del Bergantiños para este próximo curso, pero la inspectora trasladó el compromiso de la jefa territorial de hacerla  efectiva para septiembre de 2012, “o que permitirá facer unha mellor redistribución dos centros e axudará a mellorar esta situación”, señaló Eirís.

La Xunta descarta habilitar una cuarta línea de Primaria en el colegio Fogar carballés