El Rock in Cambre & Brincadeira y el Noroeste se solapan en el calendario

13 agosto 2011 a coruña.- concierto de de maldita nerea y combo dinamo en la playa de riazor
|

A falta de que los vecinos cambreses presenten mañana el cartel definitivo de lo que será la primera edición de un híbrido compuesto por el Brincadeira, que tendrá lugar del 9 al 11 de agosto y será de pago, y el Rock in Cambre, que se celebrará el 12 de forma gratuita, el Ayuntamiento repiensa la fórmula con la que servir pop y rock durante el mismo fin de semana sobre Riazor sin que se produzca una estampida masiva.

De momento, lo único que se sabe es que el Noroeste Pop Rock no cambiará de escenario y que no habrá que pasar por taquilla. El hecho de que el templo románico tiemble esos mismos días al ritmo que marquen Status Quo y el rock flamenco de los Medina Azahara no ha provocado un cambio de planes en la Concejalía de Cultura, que tendrá que convencer si no quiere que los coruñeses amantes del género emigren a la localidad para asistir a una cita más que apetitosa, que podría contar con un espada todavía más potente.

El cartel de Riazor tendrá que hacer frente a los directos de Status Quo y Medina Azahara

Por otro lado, sí está confirmada por parte de la organización la puesta en escena de Boikot, que regresan a la carga con nuevo disco en el mercado, cuyos contenidos repartirán en Cambre, en medio de una gira que los llevará por Latinoamérica y el resto del estado para hacer un repaso de todo esto y lo anterior. En este sentido, el buzón de los deseos del Rock in Cambre & Brincadeira ha accedido a la petición de un público más caprichoso, que tendrá el placer de degustar en directo las composiciones de Tito & Tarantulo, conocidos por poner la banda sonora a muchas de las pelis de Tarantino. Por otra parte, el festival reservará un espacio a las bandas locales después de convocarlas el pasado sábado para estudiar su participación en la fiesta rockera.

 

Expertos > En el otro lado de la balanza, un comité de expertos se reunían en María Pita con el fin de delimitar un marco de actuación para el Noroeste en dos días que incluso podrían aumentar a tres.

A falta de que los especialistas sigan dibujando las líneas del festival en próximos encuentros, Cultura no ha barajado la posibilidad de atender a otro perfil de público distinto al que acuda a Cambre. Una posible opción pasaría por ejemplo por ablandar la oferta y llevarla más hacia el pop con el objetivo de que los amigos de Status Quo no entren juego.

A las actuaciones de los británicos y Medina Azahara, el evento cambrés podría sumar nuevas bazas igual de poderosas como Los Suaves, con el que el Ayuntamiento conseguía una gran respuesta del público en el Noroeste del pasado verano, o Heredeiros da Crus, que están causando una gran expectación en su regreso a los escenarios.

Otra de las bandas que suenan y con la que Brincadeira ampliaría el abanico para alcanzar con sus tentáculos a otro tipo de público sería Calle 13, que también visitaba la ciudad en 2009 y contagiaban con sus letras pegadizas.

En el apartado que tiene el festival en Facebook reemplazan a los espectadores al próximo lunes, día en el que tienen previsto sacar a la venta los abonos para las tres jornadas de rock y en el que proponen a sus fans, entre otras cosas, qué les parecería que actuasen los de Tonhito de Poi. Hay que recordar que en el caso de la primera entrega, el Brincadeira, cambia Ordes por Cambre en un verano donde pocas son las citas que se organizan en torno al rock y menos las que tienen carácter gratuito.

Es por eso que una oferta solapada en un perímetro de tan solo diez kilómetros a la redonda llama la atención. Habrá que esperar la respuesta de A Coruña para hacer frente al interés que han puesto los gallegos en una cita donde los británicos de Status Quo confirmarán que la cifra 130 millones de copias vendidas no es casualidad. Prueba de esto es que desde la Concejalía de Fiestas de la localidad esperan acoger a cerca de 40.000 personas. Una ventaja a favor del Noroeste es que la playa contentará a los que no están dispuestos a pagar por ver música en directo. A los menos pudientes del ecosistema.

El Rock in Cambre & Brincadeira y el Noroeste se solapan en el calendario