Seis futbolistas por su cuenta

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-09-042-42af393d
|

Seis futbolistas del Deportivo se ejercitaron ayer al margen del grupo en la primera sesión de trabajo que programaba esta semana el técnico blanquiazul, Fernando Vázquez, que concedió a sus jugadores dos días de descanso tras la victoria del pasado sábado ante el RM Castilla por 0-2 (domingo y lunes).
Los lesionados Álex Bergantiños, Pablo Insua y José Verdú Nicolás, ‘Toché’, se ejercitaron con uno de los readaptadores del conjunto blanquiazul, mientras que los porteros Fabricio Agosto y el argentino Germán Lux realizaron una sesión preventiva en el gimnasio y el césped de la ciudad deportiva de Abegondo, una jornada de entrenamiento específica para los guardametas.

marchena, grado 1
Además, el central Carlos Marchena fue sometido a una resonancia magnética. Los problemas en la musculatura anterior de la cadera derecha le impidieron participar en el encuentro ante el filial del Real Madrid.
Los Servicios Médicos del Deportivo le han diagnosticado una lesión muscular de grado 1 en el obturador externo de la cadera derecha. En los próximos días, el futbolista aumentará progresivamente la intensidad de su entrenamiento según su evolución pero en principio no se contará con él para el encuentro ante el Recreativo. Se verá si la semana que viene puede estar en condiciones para viajar a Mallorca.

quince jugadores
Fernando Vázquez trabajó con quince jugadores de campo en el entrenamiento para comenzar a preparar el encuentro del próximo domingo ante el Recreativo de Huelva en el estadio de Riazor.
El técnico tendrá que recomponer la alineación por las bajas y encontrar una solución de emergencia para el centro del campo, donde no puede contar con sus dos pivotes defensivos, Álex Bergantiños y el polaco Cezary Wilk, quien vio la quinta amarilla de la temporada ante el Castilla.
El portugués Luisinho, que es lateral y también extremo, es una de las opciones que contempla Vázquez, que también ha utilizado en esa posición al chileno Bryan Rabello. La idea que pasa por la cabeza del entrenador deportivista es la de alinear a Juan Domínguez como mediocentro y, con él, posiblemente el chileno o incluso Juan Carlos. En las próximas sesiones se verá qué decisión maneja el técnico pero, a pesar de las bajas, está tranquilo, ‘no llora’ en cada rueda de prensa y mantiene el “no problem” (habitual chascarrillo del profesor Vázquez) cuando se le pregunta por el próximo partido. Tiene total confianza en los suyos y eso es bueno para la autoestima de un equipo que va camino de conseguir el gran objetivo. 

Seis futbolistas por su cuenta