La DGT trata de concienciar a los peatones de la importancia de "dejarse ver"

El chaleco reflectante es un elemento fundamental a la hora de dejarse ver en caso de accidente / Pedro Puig
|

La Dirección General de Tráfico (DGT) desarrollará durante toda esta semana en Galicia una campaña especial para concienciar a los peatones de la necesidad de dejarse ver para evitar ser atropellados, una problemática que se ha cobrado la vida de 19 personas en lo que va de año.

"Los atropellos son una causa de fallecimiento que tiene una importancia mayor en nuestra comunidad", ha señalado el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, durante la presentación de la campaña junto a responsables de Tráfico.

No obstante, en los últimos años, las cifras de fallecidos por atropellos en las carreteras gallegas han descendido notablemente desde los 58 muertos en 2003 a los 20 del pasado año.

El objetivo de la DGT es mantener esta senda de reducción amenazada este año por un importante incremento del número de atropellos mortales en los primeros meses del año, cuando fallecieron 10 personas sólo en el mes de enero.

Aunque en los meses posteriores la tendencia se ha ido estabilizando, en lo que va de año han fallecido ya 19 personas frente a las 16 que lo habían hecho en estas fechas el pasado año.

El perfil de las víctimas de atropellos es en general de personas de entre 55 y 65 años que cruzan la calzada en momentos de poca visibilidad, como el atardecer o la noche, y sin chaleco o prendas reflectantes.

Ante la llegada del otoño y el cambio horario, con la consiguiente reducción de horas de luz solar por las tardes, la DGT desarrollará durante toda la semana una campaña de concienciación entre los peatones bajo el lema "Mira que te miren".

Para ello, los agentes repartirán por las carreteras gallegas más de 500 chalecos, aunque "el objetivo no es regalar chalecos sino concienciar", ha explicado Juárez.

Otro de los aspectos en los que incidirá la campaña es en los riesgos que el alcohol supone también para los peatones, puesto que aunque en el 60 por ciento de los siniestro la responsabilidad es del conductor, en un 42 por ciento de los casos los peatones habían ingerido alcohol.

 

La DGT trata de concienciar a los peatones de la importancia de "dejarse ver"