Las reclamaciones al Banco de España descienden por vez primera desde 2011

|

Las reclamaciones de clientes en el Banco de España descendieron durante 2014 en un 15,01 por ciento, algo que no ocurría desde que en 2011 la avalancha de denuncias por las cláusulas suelo comenzaron a agolparse en su ventanilla.
El Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del organismo supervisor recibió 29.443 quejas, cifra que siendo inferior a los 34.645 del año previo, representa todavía cinco o seis veces el número de expedientes que tradicionalmente llegaban antes de la crisis, según publicó “El Economista”. Más de la mitad de las protestas –el 52%– tienen que ver con los topes al interés de las hipotecas, en la medida que esta cláusulas han impedido a sus titulares disfrutar de la rebaja experimentada por el euríbor hasta su cotización más baja de la historia.
 Según un estudio del Banco de España, un 42 por ciento de los préstamos constituidos en 2008 disponían de algún tipo de suelo, siendo frecuente situarlo en el 3,5 o alrededor del 4 por ciento. Con el euríbor hoy instalado en el 0,212 por ciento y los diferenciales de alrededor del 07-0,5 por ciento contratados entonces, el precio podría haberse reducido por debajo del 1 por ciento de carecer de esos topes.
Los expedientes que llegan al supervisor acumulan meses o años de desencuentros entre cliente y banco, ya que el usuario debe agotar el proceso en el Servicio de Atención de su entidad antes de ir al Banco de España.

Las reclamaciones al Banco de España descienden por vez primera desde 2011