Los titiriteros alegan que “Pokémon” o “Tom y Jerry” son más violentos que su obra

15 febrero 2016 página 6 Manifestación a favor de los titiriteros. Una manifestación por el centro de Madrid está reclamando este sábado la absolución de los dos actores detenidos tras el montaje teatral del carn
|

Los titiriteros Alfonso Lázaro y Raul García pidieron al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que archive la causa abierta contra ellos por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales, alegando que se encuentran amparados por el derecho a la creación artística y que dibujos animados dirigidos a menores, como “Pokemon”, “Gormiti” o “Tom y Jerry”, contienen escenas más “violentas, realistas, frecuentes y explícitas” que las de su obra.
La defensa de los miembros de la compañía “Títeres desde Abajo” solicitó el sobreseimiento de la causa al subrayar que no lesionaron ningún bien jurídico protegido por el Código Penal y puso de relieve que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revisará hoy el recurso que presentó contra la obligación de comparecer a diario en los juzgados impuesta a sus clientes.

estupor y hasta sonrojo
Los abogados de los titiriteros expresan que causa “estupor y hasta sonrojo” que se encause a unos “artistas” porque en su obra de ficción “una marioneta que representaba a una bruja pegaba cachiporrazos a un agresor sexual o apuñalaba a una monja que le robaba el hijo fruto de esa violación” cuando el Tribunal Supremo absolvió a cuatro neonazis que difundieron “deleznables” afirmaciones “antisemitas, racistas, negacionistas” y guardaban en la librería Kalki multitud de obras filonazis, entre ellas “Mi lucha” de Adolf Hitler.
“Pretender que se encause a nuestros representados porque en su obra de ficción “se banaliza con el uso de la violencia presentándola como algo habitual o normal por parte de algunos sectores de la sociedad” supone, con todos los respetos, desconocer la sociedad en la que se vive, en la que existen dibujos animados como “Pokemon” o “Gormiti”, estos sí dirigidos específicamente a menores, en los que existen muchas más escenas de violencia, más realistas, más frecuentes, y más explícitas que las cuatro escenas” que representaron en su obra “La bruja y Don Cristóbal” en Tetuán.

Los titiriteros alegan que “Pokémon” o “Tom y Jerry” son más violentos que su obra