La OMS muestra su preocupación por la posible transmisión sexual del zika

A health worker carries out fumigation as part of preventive measures against the Zika virus and other mosquito-borne diseases at a local park on the seafront in Panama City February 2, 2016. REUTERS/Carlos Jasso
|

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mostró en un informe su preocupación por la posibilidad de que el virus zika pueda ser transmitido por vía sexual, después de que las EEUU anunciara la detección de un caso que posiblemente se ha producido por contacto sexual en Dallas.
“Esto tiene que ser investigado más a fondo para entender las condiciones en las que se da la trasmisión, y con qué frecuencia es probable la transmisión sexual. Este caso es el segundo debatido por posible transmisión sexual”, explicó el portavoz de la OMS Gregory Hartl a Reuters.
Según las mismas fuentes, en este momento, la clave para controlar el virus está en eliminar los mosquitos y el uso de ropa adecuada, pero el Servicio de Salud de Dallas indicó, citando a los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), que el paciente contrajo el virus al mantener relaciones sexuales con una persona con zika que acababa de volver de Venezuela.
En cualquier caso, este mismo servicio señaló que también es posible que el virus se transmitiera mediante la picadura del ‘Aedes’, ya que se ha detectado la presencia de poblaciones del mosquito en el norte de Texas.
Hasta ahora, las autoridades sanitarias de los países afectados, la mayoría en América Latina y el Caribe, habían descartado la transmisión del virus entre personas, sosteniendo que su único canal de propagación era la picadura del Aedes Aegypti.

Propagación a Europa
Por otra parte, la OMS también informó, a través de su directora regional para Europa, la doctora Zsuzsanna Jakab, que aquellos países donde los mosquitos Aedes están presentes pueden estar en riesgo de la propagación de la enfermedad del virus zika, sobre todo “el riesgo a que se extienda aumenta”, con el inicio de la primavera y el verano, dijo Jakab.
En este sentido, recordó que se notificaron en diferentes países casos importados por viajeros infectados con zika y, sin embargo, por el momento, “la enfermedad no se ha transmitido aún más, ya que el mosquito es todavía inactivo” en Europa.
Así, “es el momento para que los países se preparen para reducir el riesgo de sus poblaciones” y como no existe una vacuna o tratamiento para la enfermedad de virus Zika, la estrategia debe pasar por proteger la región europea del mosquito, principalmente controlando y eliminando los criaderos y la planificación la aplicación de insecticidas y la matanza de larvas en caso de brotes, apuntó la OMS.
Asimismo, apostó por informar a las personas en riesgo, especialmente embarazadas, sobre la prevención de las picaduras de mosquitos; mejorar la vigilancia y garantizar la detección.

La OMS muestra su preocupación por la posible transmisión sexual del zika