El FMI eleva su previsión de crecimiento para España frente a la caída mundial

International Monetary Fund (IMF) Managing Director Christine Lagarde speaks during a media briefing following her meeting with President Muhammadu Buhari in Abuja, Nigeria, January 5, 2016 REUTERS/Afolabi Sotunde
|

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró sus perspectivas de crecimiento para España, que crecería un 2,7% en 2016 y un 2,3% en 2017, frente al empeoramiento de las proyecciones de crecimiento mundial, que rebajó en dos décimas como consecuencia de un repunte “más débil de lo esperado” en las economías emergentes.
En concreto, el FMI mejoró en dos décimas su proyección de crecimiento para la economía española durante este año, hasta el 2,7 por ciento, mientras que para 2017 mejoró en una décima su anterior proyección, hasta una expansión del 2,3 por ciento, según del informe “Perspectivas de la economía mundial”.
Esta revisión al alza de las proyecciones para España contrastan con las del conjunto de la economía mundial, que la institución rebajó en dos décimas tanto para 2016, que se sitúa en el 3,4%, como para 2017, que crecería un 3,6%.
Durante los últimos meses, la institución dirigida por Christine Lagarde ha ido revisando gradualmente al alza sus expectativas de crecimiento para España. El pasado mes de octubre, el FMI adjudicó a la economía española un crecimiento del 2,5%, mientras que hace un año lo situó en un 1,8%. Se trata de la séptima ocasión en que el FMI revisa al alza la previsión de crecimiento de España para 2016.
El FMI vuelve a reconocer a España como la economía avanzada con mayor crecimiento en 2016 y la segunda de 2017, solo por detrás del 2,6% previsto para EEUU. Así, la economía española se sitúa por encima de la perspectiva de crecimiento de la eurozona, que mejoró en una décima para 2016, hasta alcanzar una expansión del 1,7%, mientras que para 2017 se mantuvo en el 1,7% previsto en el anterior informe. Además, la perspectiva del FMI para España también es superior a las de las principales economías de la zona euro. La proyección para Alemania para 2016 aumentó una décima, hasta el 1,7%, mientras que la institución empeoró en dos décimas su proyección para Francia, hasta una expansión del 1,3%. Italia se mantiene en el 1,3%.
Calificó de “esencial” la continuación de una política monetaria acomodaticia en las economías avanzadas en las que la tasa de inflación se encuentra “aún muy por debajo” de las metas de los bancos centrales, entre las que se encuentra la eurozona. La institución instó a modificar la política fiscal a corto plazo, “cuando las condiciones lo permitan”, con el objetivo de “respaldar” la recuperación mediante inversiones que aumenten el capital productivo futuro. Indicó que “la consolidación fiscal debería ser equitativa y promover el crecimiento”.
Por otro lado, el FMI señaló que entre las reformas estructurales que debe abordar cada país debe incluirse el “fortalecimiento” de la participación en el mercado laboral, la solución al sobreendeudamiento y la reducción de los “obstáculos” al ingreso en los mercados de productos y servicios.

El FMI eleva su previsión de crecimiento para España frente a la caída mundial