El cura de Guísamo ofició la misa de ayer escoltado por la Guardia Civil

|

El cura de la parroquia bergondesa de Guísamo ofició la misa de ayer escoltado por agentes de la Guardia Civil, según indicaron fuentes vecinales.
Estas fuentes señalan que los miembros del Instituto Armado se apostaron en los accesos a la iglesia mientras duró el acto religioso, que como es habitual comenzó a las 12.00 horas.
Este hecho se produjo escasos días después de que un grupo de residentes mostrasen su malestar por un movimiento de tierras en el propio atrio, que se realizó por iniciativa del párroco.
El pasado martes, día 12, por la tarde los vecinos denunciaron la presencia de una excavadora en el cementerio sin previo aviso. Hasta el lugar se desplazó la propia alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, que ordenó de forma verbal la paralización de los trabajos, aunque no se hizo de oficial hasta el día siguiente.
Según indicó el gobierno local, los trabajos no contaban con la licencia municipal necesaria para ejecutarlos, además del permiso de Patrimonio de la Xunta. Ante esta situación y después de desplazarse la Policía Local hasta en dos ocasiones al camposanto, el Ayuntamiento determinó dar aviso a la Guardia Civil.

malestar
La agrupación local del Bloque Nacionalista Galego fue de las primeras en desplazarse hasta la zona y lamentar la forma de obrar del cura, por no ofrecer información sobre las obras y actuar sin permiso.
Veciños y Anova se sumaron a las críticas y el PP se reunió con los residentes y el cura. El Ayuntamiento, por su parte, indicaba que decretaría una orden de reposición a la legalidad y que informará del asunto a Patrimonio para que tome las medidas que considere oportunas.
Los vecinos criticaron la falta de información sobre los trabajos y denuncian que en la zona en la que se abrió la fosa había unas tumbas antiguas.
El cura, también, defendió que los permisos para esta obra estaban en tramitación y que solo había realizado una cata preliminar del ámbito.
“Al excavar en un cementerio siempre se encuentran huesos, pero se depositarán en un osario”, dijo al tiempo que afirma que es necesario un lugar para hacer enterramientos. n

El cura de Guísamo ofició la misa de ayer escoltado por la Guardia Civil