“Soy el único que tiene la capacidad de soldar cualquier diferencia y de ser el alcalde de todos”

|

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-edf126f4

Recuperado ya de una gripe que durante unos días le obligó a establecer un difícil equilibrio entre el ajetreo de la campaña electoral y el reposo por prescripción médica, el candidato socialista a la alcaldía, Javier Losada, afronta la segunda mitad de esta carrera hacia las urnas con fuerzas renovadas. Empleo y bienestar son las palabras más repetidas de su discurso, porque esos dos conceptos representan, dice, los pilares de su programa electoral. El cabeza de lista del PSOE cree que su mayor aval en los comicios es lo hecho como alcalde, aunque también lo que ha dejado por hacer su “adversario”, como le gusta llamar al líder de la oposición, Carlos Negreira. Al BNG, casi ni lo menciona. Ni para un posible pacto.

entrevista de lorena fernández

El candidato socialista aspira a repetir como alcalde casi con las mismas personas que le han acompañado estos cuatro años. La experiencia es un grado, opina.
—Concluida la primera semana de campaña, ¿cómo afronta la que queda?
—Con mayor ilusión que nunca, porque la gestión realizada en los últimos cuatro años ha sido brillante, a nivel de la modernización de la ciudad, a nivel de la ampliación de los derechos de bienestar de los coruñeses y he conseguido apuntalar y resolver las grandes infraestructuras que durante décadas eran una demanda de los ciudadanos. Ahora tengo un proyecto para la ciudad de dinamismo económico, para seguir generando empleo y con medidas muy concretas y muy dedicadas a las familias, a los mayores, para aumentar la calidad de vida. Eso me hace estar en esta campaña con una ilusión inmensa. Además, yo quiero que esta ciudad siga siendo vanguardia en derechos sociales, pero, sobre todo, en el desarrollo económico de Galicia.
—¿Le condiciona que estas sean unas de las elecciones más reñidas y abiertas?
—Todas las elecciones son reñidas, esa es la virtud de la democracia. Pero yo vengo a estas elecciones con la conciencia muy tranquila. He cumplido mi compromiso con los coruñeses, que fue mantener la estabilidad y la gobernabilidad de la ciudad. Somos un Ayuntamiento ejemplar. Hemos cumplido el programa electoral de forma completa y hemos hecho muchas más cosas, producto del apoyo de un gobierno volcado en la ciudad como nunca lo ha estado. Eso nos permite que a estas elecciones el partido vaya con fortaleza a revalidar su mayoría.
—El pacto ha marcado la vida política municipal en este mandato...
—Ha sido un gobierno único, que ha propiciado unos objetivos, que ha desarrollado un programa electoral conjunto.
—Pero ese Bloque ya no es el de 2007, ¿cree posible una nueva coalición?
—Yo soy siempre muy respetuoso con todas las formaciones políticas. Cada una presenta lo que cree conveniente y yo presento a los ciudadanos un proyecto de futuro, de seguridad, realista, ajustado a las necesidades de los ciudadanos, pero, sobre todo, pensando en las próximas décadas, porque siempre hay que combinar el presente y el futuro. Y me presento pidiendo el voto mayoritario. Es más, soy el único que tiene la capacidad de soldar cualquier tipo de diferencia en esta ciudad. He demostrado que soy la persona idónea para ser el alcalde de todos.
El Ideal Gallego-9999-99-99-999-edfb4f36—Entonces, ¿ya ni se plantea un pacto con el PP, tal como llegó a sugerir Carlos Negreira?
—Yo me dedico a hablar de mi programa electoral, de mi proyecto y de mis apuestas por la ciudad. Del señor Negreira solo sé lo que ha hecho durante estos cuatro años y eso es todo lo contrario de lo que les ha dicho.
—¿Qué les dice a los que le acusan de llevar una lista demasiado continuista?
—Yo no voy a criticar a nadie por su falta de experiencia, que es lo que tengo enfrente: inexperiencia de gestión, inexperiencia en saber llevar un Ayuntamiento, inexperiencia en vivir en La Coruña. Yo llevo una lista magnífica, de personas que tienen acreditada su gestión de forma consolidada. Hace unos días, una agencia internacional decía maravillas de la gestión económica de la teniente alcalde de Economía. Tenemos a los mejores concejales de Urbanismo, de Bienestar o de Movilidad. A los ciudadanos yo les ofrezco seguridad, porque en estas elecciones se trata de resolver el aire que respiramos, el agua que bebemos, el tráfico, responder a las necesidades de la familias, de la educación de nuestros hijos... Y, para ello, los ciudadanos deben tener la seguridad de que quienes los van a gestionar, son los mejores. La candidatura que me acompaña es la mejor para garantizar que ningún mayor se va a quedar sin sus prestaciones, que las familias van a poder mantener las ayudas para conciliar, que los jóvenes y las mujeres van a encontrar trabajo. Para eso se necesita experiencia. Nunca pensé que un adversario criticase a su oponente porque lleva una lista con gente con experiencia.
—¿Qué sentimiento tiene hacia aquellos concejales que no repetirán en la candidatura?
—Nosotros hemos hecho una renovación basada en la propia decisión de los tres concejales que no repiten, que han sido tres grandes ediles, con una brillante gestión. Pero cada uno, en su momento, tiene una necesidad vital y busca otra forma de darle salida a sus necesidades. Por mí, repetiría la lista entera, porque ha sido una gran lista. Pero si hay compañeros que deciden abrir nuevos frentes en su vida, es preciso buscar sustitutos. Y los que he buscado son personas de una gran competencia: el doctor Buitrón es fundamental para el desarrollo de la Ciudad de la Salud, Mar Barcón es la seguridad de la fortaleza de un gobierno, Pedro Armas es una persona con una gran experiencia en gestión, lo mismo que Jesús Fernández, lo mismo que Gloria del Valle o Cristina. Tengo la suerte de poder decir que quien ha dejado un sitio, lo ha dejado porque ha querido.
—A Negreira se le ha criticado por decir que si no gobierna, se retirará. En el mismo supuesto, ¿usted se ve en la oposición?
—La respuesta que ha dado el señor Negreira es la constatación de la realidad, que es que está de paso, que no siente ningún orgullo por Coruña, que no quiere a esta ciudad, que Coruña para él es un mero instrumento. Para mí, es mi meta, es mi objetivo y a ella me dedico y voy a hacer en los próximos cuatro años una gestión pensando en los que más necesidades tienen de tener una administración cercana.
—¿Qué esperaba que hubiera hecho el PP por la ciudad en estos cuatro años?
—Hubiese deseado que se hubiese alegrado cuando conseguimos ampliar Alvedro y cuando conseguimos que nos hiciesen una nueva terminal. Me hubiese gustado que hubiese dicho que fue una buena gestión que la depuradora esté funcionando, me hubiese gustado escucharle que entre todos hemos conseguido que nos hagan una intermodal que sea una nueva centralidad de la ciudad. Es decir, que a pesar de ser el portavoz de la oposición, se alegrase cuando las cosas salen bien con la ciudad, porque esto no es incompatible con la alternativa política. Pero no es casual, es fruto de una estrategia que ha mantenido durante estos cuatro años, que es meterse conmigo, no parar de insultarme y no parar de poner en entredicho todas las actuaciones que la ciudad ha hecho y que han repercutido de forma muy favorable en ella.


El Ideal Gallego-9999-99-99-999-edf578e1“Si fuese municipal, el párking de O Parrote funcionaría desde hace tres años”

Losada cree que la Xunta del PP va en contra de la ciudad por mero interés político. Enfrente, señala, está el Gobierno, con José Blanco como referente.
—¿Qué opina de la propuesta para O Parrote?
—Habrá que analizarla detenidamente, pero espero que cumpla con la obligación de hacer un aparcamiento y de resolver un problema que estamos soportando los coruñeses. Si fuese municipal, ese aparcamiento estaría funcionando hace tres años.
—¿Qué le parece el diseño de la intermodal?
—Cualquiera de los siete finalistas iba a garantizar lo que yo quiero, que es tener una estación del siglo XXII. Para ello, tiene que llevarse a cabo un proyecto que integre todas las modalidades del transporte: el AVE, el tren de cercanías, el metro ligero, los autobuses urbanos e interurbanos, que a su vez permita rediseñar y relanzar los barrios de Joaquín Planells y de la Sardiñeira y que permita hacer otro ensanche sostenible, de calles más amplias y de espacios de encuentro. Haremos una nueva centralidad.
—¿Y los plazos del AVE?
—Yo creo en José Blanco. Si José Blanco ha dicho que en 2011 tendremos listo el eje atlántico, lo tendremos. José Blanco también dijo que tendríamos la ampliación del aeropuerto, y la tenemos; que tendríamos la estación intermodal, y la tenemos; que tendríamos la conexión con La Zapateira, que tendríamos la financiación con el Puerto Exterior. Blanco cumplirá con su palabra.
—¿Y con la Tercera Ronda?
—La Tercera Ronda le corresponde a la Xunta de Galicia.
—El enlace de Lonzas es estatal.
—Sí. Y se cumplirán los plazos.
—¿Cree que las disputas entre Xunta y Ayuntamiento condicionan los comicios?
—La Xunta tiene que preguntarse si es la Xunta de todos los gallegos. A veces, parece otra cosa. El señor Feijóo necesita hacer una reflexión: por ejemplo, es incompatible que le pidan al ministerio de Fomento que haga una pasarela peatonal en Alfonso Molina y que cuando los vecinos le piden una misma pasarela en una carretera de competencia autonómica diga que no la va a hacer. También debe preguntarse por qué a Moeche le da 1.984 euros por cada parado y A Coruña 54 o por qué mientras la Diputación, el Ayuntamiento y las empresas colaboradoras mantienen su aportación a la OSG, ellos la reducen.
—Sobre el Parque Ofimático, ¿qué hay que reflexionar?
—Yo solo quiero recordar lo que me decía antes mi adversario político: “los cooperativistas quieren construir”. Ahora, después de seis meses, arrugándose ante el señor Feijóo, dice: “bueno, esto hay que hablarlo”. ¿Qué decía yo hace seis meses? “Estoy trabajando para que se urbanice, para que se contraten las obras y para que los cooperativistas construyan sus viviendas”. En la actualidad, digo que las obras empiezan en pocas semanas y que la Xunta le dé los terrenos a los cooperativistas. Yo no he cambiado, sigo apostando por los cooperativistas y por un nuevo ensanche. Yo estoy trabajando para hacer ciudad y, casualmente, el señor Negreira, en vez de estar ayudando a que se haga, solo está haciendo lo que lleva en su programa electoral: que las cosas le vayan mal al alcalde.
—¿Ha vuelto a Marineda City desde su inauguración?
—No he tenido ocasión, pero por lo que he visto, los usuarios están muy contentos. Sí he estado por la ciudad paseando y he visto los comercios llenos y con un gran nivel de movimiento.
—Hay gente que opina lo contrario.
—Las ciudades tienen que generar una nueva forma de atracción. Del millón de visitantes que ha atraído ya el nuevo centro, el 10% ha ido a comprar también a la ciudad. Yo tengo un proyecto de ciudad que pasa por generar dinamismo económico. Nosotros tenemos que ser la ciudad más puntera del norte de España y eso incluye un importante sector terciario. Las ciudades necesitan la llegada de miles de ciudadanos de otros lugares para seguir incrementando su actividad económica, si no, están limitadas. Esas personan que llegan, luego, consumen en la ciudad. Además, en un mundo globalizado, yo quiero que las grandes áreas estén en Coruña y no en Vigo. Por lo que observo, al señor Negreira le gustaría que Ikea estuviera en Vigo, o que el aeropuerto de Alvedro fuese marginal, o que Marineda se colocase a 50 kilómetros de Coruña. Yo prefiero que vengan aquí.
—¿Podría ser mejor con unos accesos acabados?
—Todas las infraestructuras que se hacen en las ciudades, siempre tienen momentos de mayor afluencia o dificultad, pero a medida que eso se vaya normalizando, el tráfico irá mejorando.

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-edf8f501polémica “operación dedazo”

“Negreira no puede acusarme sin que se le caiga la cara de vergüenza”

Aunque la “Operación dedazo” amenazaba con enturbiar la campaña, lo cierto es que apenas se ha colado en la contienda electoral. La razón es, para Losada, “la cobardía del PP para afrontar las mentiras”.
—¿Qué consecuencias puede tener una “Operación dedazo” como la que se ha destapado?
—Hace una semana, el señor Negreira tuvo la ocasión en dos debates de preguntarme, mirándome a los ojos, y de decirme todas las barbaridades que ha dicho, y no lo hizo. Habría que preguntarse por qué.
—¿Por qué en los debates no salió el tema?
—Yo he ido a un debate con total libertad a explicar lo que he hecho y a preguntar al señor Negreira, que por cierto no me contestó, qué hizo por La Coruña en estos cuatro años y qué es lo que tiene previsto hacer en los próximos cuatro. Tuvo la ocasión de preguntarme él a mí y no lo hizo, porque no puede decírmelo a los ojos sin que se le caiga la cara de vergüenza.
—¿Qué explicaciones da usted sobre este asunto?
—La realidad es la que es. Uno puede contar lo que quiera, como, por ejemplo, decir que se tarda 40 minutos en cruzar General Sanjurjo. Queda bien como titular, pero luego los ciudadanos observan que la remodelación ha mejorado la movilidad y ha reducido los ruidos. Igual ocurre en Orillamar y en otros lugares en los que se ha intervenido.

“Soy el único que tiene la capacidad de soldar cualquier diferencia y de ser el alcalde de todos”