Rusia inicia maniobras militares ante la operación antiterrorista de Kiev

UCR14 LUGANSK (UCRANIA), 24/04/2014. Varios proucranianos participan en una manifestación en Lugansk, Ucrania, hoy, jueves 24 de abril del 2014. Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a las milicias prorrusas que controlan las ciudades
|

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, anunció ayer el inicio de maniobras militares en la frontera con Ucrania y advirtió de que “la maquinaria militar” que ha desplegado Kiev en la localidad de Slaviansk debe ser parada para evitar “una gran cantidad de muertos y heridos”.
“Nos vemos obligados a reaccionar ante este desarrollo de la situación. A partir de hoy (por ayer), iniciamos maniobras de batallones tácticos en las zonas fronterizas con Ucrania”, dijo el ministro ruso.
Efectivos de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas rusas “ensayan marchas y despliegues para cumplir misiones”, mientras que la aviación se prepara para realizar vuelos dirigidos a ensayar “acciones en las cercanías de la frontera estatal”, declaró.
Nada más emitido el anuncio, varios vídeos en internet con columnas de blindados rusos dirigiéndose hacia la frontera ucraniana inundaron la red.
En las imágenes difundidas en youtube.com se puede ver el avance de alrededor de 30 blindados con banderas rusas por una carretera de la ciudad de Novoshájtinsk, próxima a la región ucraniana de Lugansk.
Según el portal ucraniano tsn.ua, se trata de blindados de transporte de infantería BTR-80 y BTR 82-A, así como de cañones autopropulsados tipo Nona-SVK 2S23.
“El reparto de fuerzas no es justo. Ya se ha dado orden para emplear las armas contra la población civil. Si no paramos ahora esta maquinaria bélica, habrá muchos muertos y heridos”, subrayó Shoigu en una reunión ministerial.
El ministro aseguró que 11.000 soldados ucranianos, apoyados por la aviación, 160 tanques y más de 230 blindados de infantería participan en una operación lanzada contra “poco más de 2.000 personas integradas en grupos de autodefensa en el sureste de Ucrania y armados con unos 100 fusiles”.

ultimátum
Mientras, Ucrania ha dado a Moscú un ultimátum de 48 horas para explicar y dar detalles de sus ejercicios militares cerca de la frontera ucraniana.
El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano aseguró que hace esta petición en virtud de los acuerdos de seguridad europea de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), de la que ambos países son miembros. Por su parte, el viceministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Danylo Lubkivsky, acusó ayer a Rusia de “exportar terroristas” a su territorio y afirmó que la campaña de propaganda del Kremlin supera incluso los niveles de la Guerra Fría. “Esto no es un movimiento espontáneo”, aseguró el alto cargo ucraniano sobre los altercados en el sureste del país: “Son separatistas instigados por Moscú”.
Además, Lubkivsky pidió a EEUU que apruebe “lo antes posible” sanciones adicionales a Rusia para frenar lo que calificó de “ataque desvergonzado” de Moscú a su país.
Lubkivsky aseguró, durante un encuentro con un grupo de periodistas y diplomáticos en Washington, que lo que está en juego no es solo la estabilidad y el futuro de Ucrania, sino también los principios fundamentales de la dignidad humana y la ley.

Rusia inicia maniobras militares ante la operación antiterrorista de Kiev