“Este año ampliamos la cooperación con servicios en Oncología y Salud Mental”

Cendán dirige la Oficina de Cooperación y Voluntariado javier alborés
|

El director resalta el creciente aumento de los programas de cooperación y el interés de los voluntarios.

¿Qué trabajo lleva a cabo la Oficina de Cooperación y Voluntariado de la Universidad?
Estamos involucrados en cerca de una veintena de proyectos, que ahora mismo se están ampliando. Hay algunos que se repiten año a año y que cada vez tienen más éxito. Uno de los programas más consolidados es el de las jornadas de personas sin techo, que hacemos todos los años, en las que participan más de cien personas.

¿En qué campos trabajan?
Tenemos todo tipo de colaboraciones. Participamos en cursos con Secretariado Gitano y desarrollamos programas de colaboración con Arquitectos sen Fronteiras, con un plan de ayuda escolar en Palavea, por poner un ejemplo.

¿Alguna otra colaboración con las instituciones?  
Destacaría el trabajo con las personas sin techo: consiste en una ruta que hacen los voluntarios, generalmente los martes entre las seis y las ocho de la tarde, tomando nota de las necesidades de estas personas, que después se traslada a los Servicios Sociales, para que sean ellos quienes actúen. También está muy arraigado el programa de sensibilización, en el que un grupo de voluntarios trabaja sobre un tema en concreto cada mes. También hay un plan en Teixeiro. Este es los sábados, con charlas, grupos musicales y talleres de creación literaria con unos 15 internos.

¿Y sobre sus proyectos propios?
Ahí tenemos un plan de apoyo escolar y de ocio en O Portiño y As Rañas; además del trabajo que llevamos a cabo en el centro de menores de Bañobre. Existe una labor de actividades de ocio y otra, más fuerte, de acompañamiento a chicos cercanos a los 18 años, que pronto abandonarán el centro y que reciben el apoyo de nuestros voluntarios a la hora de salir al mercado laboral. Además, hay otros dos programas de animación en el Hogar de Sor Eusebia y Santa Lucía.

¿Qué novedades hay para este año?
Ya hemos iniciado una nueva colaboración con la Asociación Bulimia y Anorexia (ABAC). Tras las vacaciones desarrollaremos una recogida de tapones y, además, ponemos en marcha dos nuevos programas sanitarios. El primero será en el Chuac, en el servicio de Oncología, donde los voluntarios acompañarán a las personas enfermas en el tratamiento. El segundo, en Oza, será en el servicio de Salud Mental.

¿Se están abriendo ahora a la rama sanitaria?
No, pero sí es la que está más de moda, por llamarlo de alguna forma. Son programas en los que nunca faltan voluntarios. Los dos nuevos se suman al de ocio infantil que tenemos en el hospital materno con niños de 0 a 3 años.

¿Cuántos voluntarios colaboran con la oficina?
Tendremos alrededor de 120, y no todos son universitarios. Hay gente externa que simplemente quiere colaborar y le interesan los proyectos que llevamos a cabo. El número de voluntarios fluctúa un poco a lo largo del curso por el calendario de exámenes. Lo cierto es que cada año hay más; el voluntariado está en auge.

“Este año ampliamos la cooperación con servicios en Oncología y Salud Mental”