El túnel de La Marina consigue eliminar los atascos en la ciudad

06 septiembre 2015 A Coruña.- El túnel de La Marina reduce el tiempo para cruzar el centro en una quinta parte El túnel de la Marina se ha convertido en una de las rutas favoritas de los taxistas
|

La vuelta a la normalidad tras las vacaciones ha supuesto una prueba de fuego para el nuevo túnel de La Marina, que en las últimas semanas ha tenido que absorber el aumento de tráfico que supone el desplazamiento diario de miles de personas que acuden al centro de la ciudad para trabajar o hacer recados. Y según fuentes de la Policía Local, la ha superado. Es más, los agentes municipales consideran que este túnel, junto con la Tercera Ronda, ha conseguido que el centro de la ciudad se haya librado de la lacra de los embotellamientos.
Es decir, los que se producen de forma crónica debido a la conjunción de dos factores: un volumen de tráfico excesivo y unas infraestructuras viales inadecuadas: lo que se conoce como atascos estructurales. “La ciudad ahora está mucho más despejada, y ahora ya no se dan los atascos, a menos que sea por cuestiones puntuales, como manifestaciones o accidentes de tráfico”, comentaron estas mismas fuentes. A esta bonanza contribuye el hecho de que ya no se hacen tantas obras como antes, pero no cabe duda para los expertos en tráfico de la ciudad que soterrar parte de Alférez Provisional ha conseguido mejorar el potencial del viejo túnel de María Pita para absorber el tráfico proveniente de Alfonso Molina.
La mayor parte de los conductores deciden escoger esta vía para dirigirse o salir de Monte Alto, a través de Orillamar, evitando las calles estrechas o las calles con una gran densidad de tráfico, como Juan Flórez. 
Por Alfonso Molina llegan todavía más de cien mil vehículos darios, pero ya no se colapsa gracias a la otra infraestructura que se abrió este año: la Tercera Ronda, que ha permitido descongestionar otras dos grandes arterias, la ronda de Nelle y la de Outeiro, puesto que los conductores que se encuentran en los barrios que no tienen un acceso cercano a Alfonso Molina pueden tomar la rotonda del Pavo Real para emplear la nueva vía rápida. “Sobre todo la gente que vive en las urbanizaciones de A Zapateira o la de municipios como el de Culleredo la cogen para llegar cuanto antes a la ciduad”, señalan agentes municipales.
 
infrautilizado
El túnel de María Pita y la Tercera Ronda forman así una “pinza”  que permite rodear las calles de más difícil circulación, las del centro de la ciudad. El Paseo Marítimo también forma parte de este circuito y antes un vehículo tenía que virar hacia la plaza de Pontevedra para continuar por la calle de Juan Flórez si quería salir de al ciudad, pero ahora se puede optar por continuar hasta la Tercera Ronda. Sin embargo, los propios policías señalan que este vial todavía está infrautilizado.
Los agentes de Tráfico, ya sea de la Policía Local o de la Guardia Civil, lo achacan a que el hombre es un animal de costumbres y se resiste a abandonar la conocida ruta a través de Alfonso Molina. Pero están seguros de que, a medida que los hechos se vayan imponiendo, la Tercera Ronda será más popular. Falta por saber si pasará lo mismo con el túnel cuando abra el tramo que transcurre por debajo de O Parrote.

El túnel de La Marina consigue eliminar los atascos en la ciudad