A Coruña es la única capital costera gallega sin playa para mascotas

Los dueños con mascotas no disponen en la ciudad ni en el área de un arenal donde colocar la toalla
|

Vigo cuenta desde este año con dos arenales con acceso para perros, los de Foz y A Calzoa. Pontevedra dispone de seis repartidos entre O Grove, Cangas, Redondela y Vilagarcía y Ferrol, de uno en Ares. Ninguno tienen los coruñeses con mascota, que se ven obligados a desplazarse 50 kilómetros por la AP-9 si quieren pasar el día en la playa al lado de sus peludos. Además del tiempo que esto conlleva, aproximadamente unos 40 minutos, llegar a Ares supone un coste añadido a la cartera.
Si eligen hacerlo por autopista, la travesía asciende a más de ocho euros más el combustible, todo por ocupar parcela en los últimos metros de una alfombra natural que colinda con el Club Naútico. Si se va por carretera, la duración del trayecto es de una hora a la ida, una hora a la vuelta.
Esta carencia la llevan arrastrando desde siempre las familias que deciden adoptar un miembro de cuatro patas, pero se materializó en queja este año con un grupo de afectados, que lo demandó hace unos meses a Medio Ambiente. Solicitaban Bens por ser poco concurrida y situarse dentro de la ciudad.
Sin embargo, la edil aplazó el proyecto hasta más adelante porque esta temporada no llegaban a tiempo de acondicionarla. Y es que Bens pide unos trabajos importantes de limpieza, por lo que convertirla en canina sería también una forma de hacerla revivir en el ecosistema costero. Por otra parte, el rincón es ideal por su tamaño y por estar pegado al parque. Esto supondría extender el disfrute de los canes más allá de lo verde.
Con todo y eso, los propietarios tendrán que esperar al menos un verano para no tener que coger el coche y extender la toalla cerca de casa. Después de la de Ares, la siguiente más cercana se encuentra en A Pobra do Caramiñal. Es la playa del Arenal, con una zona acotada de 300 metros al sur de la misma y la presencia de conchas cuando hay bajamar.
Estas dos son las únicas con prefijo 981. La provincia con más espacio arenoso para animales es Pontevedra, que suma ocho con las dos últimas incorporaciones en la ría de Vigo. En Lugo, Punta Corveira, en Barreiros, es el único punto accesible de A Mariña. Está a continuación de la playa de Lóngara, formada por roca y arena y una entrada difícil. Desde el 1 de junio al 30 de septiembre, estas son las opciones de las que disponen ellos. Los dueños y sus perros.

A Coruña es la única capital costera gallega sin playa para mascotas