Los usuarios de coches eléctricos critican la dificultad para recargar

El aparcamiento de la Torre de Hércules es una de las zonas donde hay instalados puntos de recarga | javier alborés
|

“A muchos potenciales usuarios de vehículos eléctricos les coarta la falta de puntos de recarga. Las administraciones no están favoreciendo la instalación y al final los usuarios somos los que tenemos que tomar el mando y organizarnos para hacer una red”. En estos términos se refiere Jorge Rego a la situación actual del coche eléctrico en la ciudad, un escenario que se puede extrapolar tanto al resto de Galicia como también a nivel nacional.


Acaba de hacerse cargo de la delegación gallega de la cooperativa Electric Sun Mobility, una cooperativa sin ánimo de lucro creada por los propios usuarios para establecer y gestionar los puntos de recarga y que se presentará en la ciudad de manera oficial el próximo 26 de febrero en un acto de la red de bibliotecas municipales.

“En A Coruña había instalados desde el 2007 o 2008 algunos puntos como el de la Torre de Hércules pero se han quedado obsoletos en potencia, capacidad y velocidad de carga y en realidad no tenemos nada. Además, están sin mantenimiento así que es para tirarlos o para guardarlos en un museo; están de adorno y se podría hacer algo con ellos”, asegura Rego, al tiempo que asegura que hace tiempo que solicitaron al Ayuntamiento local información sobre este asunto “y todavía estamos a la espera”.

El hecho de que las administraciones estén un poco más paradas en verano es algo comprensible para la cooperativa de usuarios, por lo que, a partir de este mes, solicitarán reuniones con los ayuntamientos, entre ellos el coruñés. “Reclamamos que, por lo menos, nos reciban porque nosotros ayudaríamos a nivel de información, asesoramiento e incluso gestión y mantenimiento de los puntos y no cobramos nada, al mismo tiempo que el usuario pagaría el precio de coste del servicio”, explica, haciendo referencia al elevado coste que supone hoy en día recarga un vehículo eléctrico fuera de casa.


“En muchos casos están con el kilowatio a 0,50 o incluso algo más cuando en casa está a 0,12 –la batería de su coche, por ejemplo, es de 75 kilowatios/hora–. Mientras no les sea rentable, las empresas van a poner precios abusivos y por eso queremos que los ayuntamientos impulsen el vehículo eléctrico”, indica.

Dificultades
La falta de puntos de recarga también limita a aquellos turistas que quieran veranear en la ciudad coruñesa. “Vienen y lo que hacen es echar mano de otros usuarios que tienen puntos instalados en sus casas”, explica Jorge Rego.


En el centro comercial Marineda City hay, actualmente, cuatro puntos de recarga pero de ellos tres son específicos para la marca Tesla y otro está averiado, con lo cual, “el que quiera venir a cargar aquí el coche tiene que echar unas horas ya que son semirrápidos o incluso lentos", indica el delegado de Electric Sun Mobility.l

Los usuarios de coches eléctricos critican la dificultad para recargar