Tres activistas de Femen se desnudan en el Congreso para apoyar el derecho al aborto

Copia (2) de El Ideal Gallego-2013-10-10-035-9ebaa171
|

Tres activistas del movimiento feminista Femen, entre ellas su líder en España, interrumpieron el pleno del Congreso con el torso desnudo y al grito de “aborto es sagrado”, provocando cierto desconcierto en el hemiciclo hasta que fueron expulsadas de la tribuna del público y detenidas.
El incidente ocurrió mientras intervenía en la sesión de control al Gobierno el titular de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que respondía una pregunta de la diputada de UPyD Irene Lozano sobre la reforma del Código Penal.
Fue en ese momento cuando las tres mujeres, con el pecho desnudo y la frase “aborto es sagrado” escrita en el torso, han empezado a gritar esa misma consigna subidas a la barandilla de la tribuna del público.
Una situación que provocó que el presidente del Congreso, Jesús Posada, ordenara su desalojo con “mucho cuidado”, ya que, como reconoció después a los periodistas, llegó a temer que pudiera “haber habido una desgracia”.
De hecho, las tres activistas –una de ellas, Lara Alcázar, líder en España de dicha organización feminista radical, y otras dos francesas– se resistieron a ser desalojadas y se agarraron a las barandillas y las columnas . Una de las mujeres incluso llegó a perder una zapatilla que cayó a los escaños de los diputados.
Tras un pequeño forcejeo con los agentes, fueron trasladadas a las dependencias policiales del Congreso donde fueron identificadas y después conducidas hasta otra comisaría de Madrid.
El Gobierno y el PP censuraron el comportamiento de estas tres activistas del movimiento Femen, de origen ucraniano, conocido por los actos en los que sus seguidoras desnudan sus pechos para combatir el machismo, aunque desde la Izquierda Plural aplaudió su protesta.
Para el ministro Ruiz-Gallardón, lo ocurrido en el hemiciclo fue una “falta de respeto a la soberanía popular”, mientras que el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, dijo que lo ocurrido le parece “mal”, porque supone incumplir el reglamento de la Cámara.

Tres activistas de Femen se desnudan en el Congreso para apoyar el derecho al aborto