Un derbi unidireccional

Feghouli, que centra hacia el área ante Toño, marcó el segundo tanto valencianista, de cabeza efe
|

 

Dos cabezazos en la primera parte, uno de Alcácer y otro de Feghouli, y un gran gol de Negredo al final dieron el derbi al Valencia, que se impuso al Levante en un choque de superioridad local hasta el descanso y más nivelado en la segunda mitad.
Con este triunfo el cuadro valencianista echa una mano al Deportivo, habida cuenta de que el Levante lleva los mismos puntos (28) que la escuadra herculina, en plena lucha por la salvación.
El equipo de Mestalla nunca vio peligrar el resultado, que deja al Valencia en el cuarto puesto, a un punto de la tercera posición, mientras que el Levante está en descenso con 28 puntos.
Tras un gol anulado a Paco Alcácer por un fuera de juego muy riguroso a los diez minutos de juego, el Valencia intensificó su dominio y un cabezazo del propio Alcácer en el centro del área puso el 1-0 en el marcador poco después.
En el minuto 36 se produjo el 2-0 también en un remate de cabeza en el centro del área. En esta ocasión el balón llegó desde la izquierda centrado por Orban, que estaba en fuera de juego cuando recibió el pase, y el rematador fue Feghouli.
La segunda mitad empezó con la ocasión más clara del Levante hasta ese momento. En el primer minuto de juego Iván López, que había entrado en el descanso, envió un balón al larguero.
El partido había perdido el interés de la primera mitad y se había convertido en un choque de ida y vuelta; Negredo, ayer suplente, hizo el 3-0 en la prolongación de un gran disparo.

Un derbi unidireccional