La industria se convierte en el único sector en el que sube el empleo con 1.600 nuevos puestos

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-25-008-ec683760
|

Los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) sobre la situación del empleo a nivel local muestran un cuadro insólito en una ciudad que hace mucho tiempo que apostó por el sector servicios como motor económico: en el tercer trimestre de este año, cerca de 10.900 personas trabajaban en la industria, 1.600 más que en el mismo periodo del año anterior. Una cifra inesperada y positiva que no basta para compensar el desplome en todos los demás sectores productivos. Especialmente en el de servicios, en el que se han destruido 8.100 puestos de trabajo, pasando de 90.700 personas ocupadas a algo más de 82.600, según las estadísticas más recientes. En total, 8.700 coruñeses  han alargado la cola del paro en los últimos tres meses.
Incluso un sector que tradicionalmente tiene tan poco peso a nivel como agricultura y pesca muestra mejores cifras que el de servicios. Si en el tercer trimestre solo algo más de cien personas ocupan un puesto en uno de estos trabajos, en ese mismo periodo de tiempo ya son casi un millar, lo que es un incremento muy notable proporcionalmente, aunque no afecte a las cifras globales del paro. Estas siguen cebándose, como era de esperar, en el sector de la construcción: en el último trimestre, el ladrillo solo daba de comer a 400 personas, muchas menos que las 700 que se registraron en el mismo período del año anterior.
A pesar de estos datos, el PP coruñés celebró ayer lo que considera “la consolidación de una tendencia positiva que dura ya meses” y asegura que hoy hay 72.000 parados menos, un dato difícil de encajar en las estadísticas de la EPA. Por su parte, el grupo socialista coruñés se lamenta de que el desempleo haya crecido cuatro puntos durante el último año, en el que ha pasado de 14,9 al 18,9% de la población activa. Los socialistas recuerdan que son ya 23.00 coruñeses los que se encuentran sin un puesto de trabajado. “3.000 más durante los dos años de Negreira y seguimos sin tener noticias de cuál es su respuesta ante la crisis que padece la ciudad”.
 
catastrófico
Por su parte, desde el Bloque califican como “catastróficos” los datos, porque “en tres meses destruíronse case 8.000 postos de traballo na cidade da Coruña” y, a pesar del repunte en el primer sector, consideran que las estadísticas “ratifican a desertización industrial da cidade e que as políticas do PP conducen á miseria”. Mientras que la cifra de ocupados en el segundo trimestre de este año era de 106.200, en este último son 98.400 las personas ocupadas.
Los nacionalistas también recuerdan que A Coruña está peor que el resto de Galicia, aunque si se suma el resultado de las siete grandes ciudades de la comunidad autónoma, el resultado es negativo, con algo menos de 15.000 personas más en el desempleo. Pero a nivel local, lo que muestran los gráficos es un desplome después de varios meses de contención en el paro, que habían hecho albergar esperanzas de una recuperación a algunos sectores. Después de que durante seis meses seguidos la población activa permaneciera estable, en 106.200 personas, este dato resulta un varapalo.

La industria se convierte en el único sector en el que sube el empleo con 1.600 nuevos puestos