Absueltos por falta de pruebas cuatro detenidos tras un asalto en A Zapateira

|

Bajo la premisa de que “un único indicio, por fuerte que sea, no excluye la posibilidad del azar”, el juzgado de lo penal número 1 acaba de absolver a los cuatro hombres de nacionalidad colombiana detenidos en mayo de 2006 como autores del asalto que había sufrido unos minutos antes un chalé de la calle de Praga, en A Zapateira. Al ser arrestados, tras ser vistos circulando en un coche de características similares al que había huido del entorno del robo, la Policía les requisó un reloj de marca Viceroy que fue reconocido como propio por el propietario de la vivienda asaltada, así como 600 euros.

Antes esta prueba, y otras, indirectas, que apuntaban a la autoría del delito por parte de los sospechosos, la Fiscalía los acusó de un robo con fuerza y solicitó para cada uno de ellos cuatro años de reclusión, petición que acaba de ser desestimada por el juez ante la imposibilidad de encontrar más prueba “indubitada e independiente” que la posesión del reloj.

La sentencia admite como posible que adquirieran
el artículo robado antes de ser arrestados

La Policía dio con ellos porque circulaban en un coche de las mismas características que el que había sido visto en A Zapateira. Según pudo constatar el vigilante de seguridad del Casino, los delincuentes habían huido “a toda velocidad” en un turismo oscuro.

Los cuatro hombres fueron apresados en la avenida de Finisterre, apenas cuarenta minutos después de que el hijo de los propietarios del chalé sorprendiera y tratara sin éxito de dar caza a cuatro desconocidos que escapaban a la carrera de la vivienda, y tras hacerse con un botín de unos 900 euros, varios teléfonos móviles y el reloj.

 

“Factible” > Sobre él, el sospechoso que lo llevaba puesto aseguró que se lo había vendido minutos antes un desconocido, cuando se encontraba, con los otros tres acusados, en un club de la venida de A Pasaxe.

“Esta explicación puede ser verdadera o no, pero por la secuencia temporal que relatan los acusados, y que coincide con los hechos, es factible”, reconoce el magistrado respecto a los argumentos exculpatorios. Porque, según los cuatro hombres llevados a juicio, eso fue lo que hicieron, encontrarse en el local y tomar algo, hasta la hora en que fueron apresados, cuando se disponían a seguir de cañas en la ciudad.

Eso sucedió pasada media hora desde la llamada de alerta a la Policía pero, según se admite en la sentencia, el lugar donde se les interceptó solo distaba unos cinco minutos en coche del chalé, lo que supone, a ojos del juzgador, un “desfase” relevante a la hora de dictar sentencia.

Pero no es esta la única cuestión que le lleva a exculpar a los encausados. Tal como planteaban las defensas –entre ellas, el abogado Jesús Lamelas– existen otras imprecisiones, como el número de asaltantes (tres según la acusación y cuatro según la víctima), su indumentaria, que no se corresponde con la que llevaban los detenidos, o el hecho de que menos de una hora después se hubiesen deshecho de buena parte del dinero sustraído. En este punto, destaca la resolución que entre lo robado había cuatro billetes de cien euros, pero ellos no llevaban encima ninguno de esa cantidad.

Absueltos por falta de pruebas cuatro detenidos tras un asalto en A Zapateira