Cs pide a Sánchez unos presupuestos “moderados” sin Rufián, Torra ni Iglesias

GRAFCAT9603. BARCELONA, 14/07/2020.-El portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras reunirse en el Parlament con la cúpula del partido en Cataluñala cámara catala
|

El portavoz adjunto de Cs, Edmundo Bal, emplazó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a presentar unos presupuestos “moderados” y “de centro” que pueda respaldar su partido, porque las cuentas públicas “no pueden estar en manos de Rufián, Iglesias, Otegi, Torra o Puigdemont”.

Así lo dijo ayer en una intervención en el encuentro telemático “Un año de gobierno y política útil en los Ayuntamientos”, con el que Ciudadanos conmemoró con sus principales cargos municipales el aniversario de las últimas elecciones municipales.

Bal manifestó que con el fondo de 140.000 millones de euros que va a recibir España de la Unión  Europea ahora Sánchez “tiene la responsabilidad de mirar hacia nosotros”, y “nosotros de ayudarle”, pero “siempre y cuando presente esas cuentas sensatas, esas cuentas de centro que ayuden a las familias, a los autónomos y las pymes”.

Asimismo, el portavoz de Cs recalcó que “no podemos dejar este momento histórico en manos de los dirigentes de partidos independentistas como Gabriel Rufián, Arnaldo Otegi, Quim Torra o Carles Puigdemont ni tampoco en las del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, porque “ellos no creen en España”.

De modo que apostó por “imponer” a Pedro Sánchez ese “camino del centro” para que “se deje del veneno del populismo y esa lacra del nacionalismo rupturista”.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2021 deberían a su juicio aportar “soluciones” que acometan reformas estructurales urgentes en materias como el empleo, la sanidad, la educación, y para superar la brecha digital entre pueblos y ciudades.

En suma, la formación añade que deben ser unas cuentas públicas “de emergencia nacional” que actúen como “salvavidas” para “millones de familias” y ante las cuales la formación naranja quiere estar “a la altura de los tiempos que nos ha tocado vivir”.

Respecto a posibles reticencias a sentarse a negociar con el Gobierno, Edmundo Bal defendió que su partido lo haga, porque “con la que está cayendo, ¿qué más nos tiene que pasar para que los grupo se den cuenta de que hay que conseguir acuerdos y ser moderados?”, se preguntó.

 

La negativa del PNV

Por su parte, el responsable de Política Institucional del PNV, Koldo Mediavilla, advirtió a Pedro Sánchez, de que “su debilidad requerirá nuevamente que el PNV le apoye” si quiere aprobar los Presupuestos del Estado e incidió en que, con la “desconfianza que los acuerdos incumplidos” generó, “si no rectifica deberá gobernar apoyado por su soberbia”.  

“No llame a nuestra puerta hasta que no haya cumplido los acuerdos previos”, añade.

El burukide se refiere al retraso habido en la convocatoria de la comisión mixta de Concierto Económico que debe establecer los límites de déficit y deuda para las administraciones vascas.

En este sentido, señala que según lo establecido por ambas partes, el Ejecutivo central “se comprometía a garantizar que el País Vasco tendrá en el ejercicio 2020 un porcentaje de déficit sobre PIB equivalente al descenso de recaudación previsto por las Diputaciones de los Territorios Históricos, así como a permitir la utilización del superávit presupuestario de 2019”.

Cs pide a Sánchez unos presupuestos “moderados” sin Rufián, Torra ni Iglesias