El sexto control del verano confirma la calidad del agua de los arenales de Sada

La de Cirro, en Veigue, es una de las playas en las que se realizan controles periódicos por parte de la Xunta | archivo ec
|

Los resultados de los últimos controles realizados por la Xunta en los arenales sadenses confirman la calidad de sus aguas, en tanto siguen la tendencia positiva iniciada en las primeras analíticas de 2017. Desde el Ayuntamiento de Sada insisten en que “o estado das augas das praias continúa a ser moi bo”, puesto que la sexta prueba del verano, efectuada con fecha de 12 de agosto por la Consellería de Sanidade, indica la aptitud para el baño de “todos os areais do municipio”, tanto los urbanos como los dos de Veigue, el de Arnela y el de Morazón.
Las del centro, As Delicias y Praia Nova “atópanse nuns niveis microbiolóxicos sobresaíntes”, teniendo en cuenta que la primera arroja “20UFC/100ml en escherichia coli, e 9UFC/100 mililitros en enterococo intestinal”, y la segunda 9 en ambos casos, cuando el límite es 1.000. En cuanto a Arnela, Morazón, Cirro y San Pedro, los resultados señalan un máximo de 10UFC/100 de escherichia coli y la misma cifra en enterococo intestinal, recogen las tablas publicadas por la Xunta.
Para el Gobierno de Portela, los datos confirman “que o estado das augas de baño dos areais sadenses son moi bos se se ten en conta que desde a Xunta de Galicia desaconsellan o baño temporalmente cando os niveis superan un valor de 1000 UFC/100”.
Desde la coalición municipal valoraron estos datos y esperan que los próximos análisis “sean coincidentes con los actuales”, al tiempo que incidieron en que. “As Delicias no consta en el listado de la Xunta de playas con prohibición permanente de baño por lo que el próximo año, si seguimos en esta tendencia, podremos tener la consideración de calidad de agua suficiente”, destacaron desde el Gobierno de Sada.
 

Histórico
En cualquier caso, la Dirección Xeral de Innovación e Xestión da
Saúde Pública de la Xunta mantiene las indicaciones anunciadas en primavera –basadas en los resultados de las cuatro últimas temporadas– que se traducen en una “media” de calidad “insuficiente”, para desaconsejar el baño en As Delicias, como en la bergondesa de Gandarío.
De ahí que los dos municipios sigan tirando de analíticas para defender la calidad de las aguas de sus arenales, porque la postura de la Xunta no variará este verano, pues aplica la normativa por precaución, dado que la clasificación se realiza a través de un histórico que, tanto en un caso como en el otro, recoge episodios reiterados de contaminación de las aguas, de ahí el panel instalado en la entrada a Gandarío y el cartel situado en la caseta de socorrismo, en las inmediaciones de la “célebre” pasarela flotante instalada este año para salvar los lodos, de As Delicias de Sada.

El sexto control del verano confirma la calidad del agua de los arenales de Sada