El PSdeG y el BNG rechazan el cierre de la Fábrica de Armas de A Coruña

mar barcón critica la medida de plan de ordenación pedro puig
|

Los grupos municipales del PSdeG y BNG en el Ayuntamiento de A Coruña han expresado hoy su total rechazo al anuncio del cierre de la Fábrica de Armas de la ciudad y han ofrecido su apoyo a la plantilla.

La portavoz socialista en el consistorio, Mar Barcón, ha mostrado su respaldo a la plantilla de la Fábrica de Armas y ha ofrecido la máxima colaboración de su partido para defender la continuidad de la compañía en la ciudad.

Barcón se ha puesto en contacto telefónico con el presidente del comité de empresa, Roberto Teixido, para interesarse por la situación, trasladarle su apoyo y manifestarle el compromiso de que los socialistas apoyarán a la plantilla en todo aquello que sea necesario para la defensa de los puestos de trabajo y de la factoría.

Además, considera que se trata de una situación grave y un anuncio muy duro para la ciudad, por ello se pone a disposición del alcalde, Carlos Negreira, para sumar esfuerzos y defender unidos un pilar fundamental en la actividad industrial de A Coruña.

Por su parte, el grupo municipal del BNG ha expresado su total rechazo al cierre de la Fábrica de Armas y se pone a disposición de los 172 trabajadores, a los que transmite todo su apoyo.

El BNG solicita al alcalde que permita la presencia de su portavoz municipal, Xosé Manuel Carril, en reunión urgente que va a mantener mañana en el Comité de Empresa.

Además, el BNG anuncia la presentación de iniciativas "contundentes" en todas las instituciones en las que tiene representación para que se garantice la diversificación de la producción en la planta que la firma Santa Bárbara tiene en A Coruña.

La empresa armamentística Santa Bárbara Sistemas, filial de la multinacional General Dynamics, ha presentado hoy al Comité Intercentros un plan de reestructuración que prevé reducir en 700 trabajadores su plantilla, integrada por unos 1.600 empleados, y el cierre de la factoría de A Coruña.

Según han informado fuentes de la empresa, esta reducción afectará a los centros de trabajo de Madrid, Trubia (Asturias) -que recientemente se fusionó con la planta de Oviedo-, Granada y Sevilla y contempla el desmantelamiento de la de A Coruña por su "falta de viabilidad".

Además, estas medidas incluirán también regulaciones temporales de empleo en algunas fábricas para cubrir la fase de menor actividad prevista entre 2013 y 2015 que hoy han sido comunicadas a los sindicatos para iniciar así el preceptivo periodo de consultas, que tiene una duración máxima de 30 días.

Según la empresa, la viabilidad y continuidad de la compañía pasa por esta reestructuración para preservar el mayor número posible de puestos de trabajo tras cerrar 2012 con pérdidas sustanciales después de varios años en constante caída de resultados debido a la contracción de los presupuestos de Defensa.

La empresa asegura además que las perspectivas del mercado global de Defensa se mantienen negativas por los continuos recortes presupuestarios de sus principales clientes europeos.

Ante este anuncio, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, ha convocado para mañana una reunión urgente con el comité de empresa de la Fábrica de Armas.

El ejecutivo municipal ha expresado en un comunicado su rechazo absoluto a la decisión de cierre y ha manifestado su apoyo incondicional a los trabajadores.

La factoría es una de las empresas de mayor tradición en la ciudad y, por este motivo, el gobierno local anuncia que adoptará todas las medidas que sean necesarias para reclamar su continuidad.

El PSdeG y el BNG rechazan el cierre de la Fábrica de Armas de A Coruña