Horas de cola para conseguir plaza en las actividades del Palacio de los Deportes

El Ideal Gallego-2019-09-27-006-6f16f28c
|

Una llamativa cola formada por decenas de coruñeses rodeaba ayer el Palacio de los Deportes a primera hora de la mañana. Los que aguardaban a pie firme a que se abrieran las puertas de la instalación eran aspirantes a conseguir alguna de las plazas de las actividades de las escuelas deportivas municipales que habían quedado vacantes después de la primera fase de adjudicación.

El sistema para la adjudicación de las plazas es por riguroso orden de llegada, por lo que muchos optaron por madrugar más de lo habitual para hacerse con un buen sitio en la cola. Los había que llevaban desde las cinco de la mañana a las puertas de un pabellón que abría a las ocho, e incluso alguno aseguraba que había pasado la noche allí.

Además de horas de espera, todos compartían interés por obtener una de las plazas libres en las clases de natación, escalada, bádmiton, pádel, patinaje o esgrima, entre otras actividades, que se ofrecen en el polideportivo. En la larga cola, padres que confiaban en volver a casa a tiempo de llevar a sus hijos al colegio y con la buena noticia de que habían logrado apuntarlos en algún deporte, trabajadores pendientes del reloj y jubilados resignados a dar media mañana por perdida.

Las protestas también eran unánimes: consideraban que hay métodos más sencillos para adjudicar las plazas, como llamar por orden a los usuarios en lista de espera. Hacer cola, razonaban, no puede ser la mejor opción en pleno siglo XXI.

Horas de cola para conseguir plaza en las actividades del Palacio de los Deportes