El comercio recurre de nuevo a los descuentos para reactivar las ventas

Algunas tiendas reservaron los descuentos para artículos seleccionados y otras rebajaron mucho stock | pedro puig
|

Las ventas estuvieron bastante paradas este verano pero el gasto de la vuelta al colegio o a casa de septiembre también hizo mella en los balances del pequeño comercio coruñés –y de las grandes superficies a tenor de las campañas realizadas– en octubre. Por ello, en las últimas semanas los establecimientos han recurrido a las ofertas de mitad de temporada para intentar reactivar el consumo antes de que llegue el Black Friday, que cada año que pasa afecta más a la Navidad.
“La llames como la llames tenemos que hacer rebajas continuas porque en octubre hizo cierto calor y el textil y el calzado estuvieron parados; hay que hacer algo para vender”, explica el presidente de la Asociación de Comerciantes de Agra-Barcelona, José Manuel Castro, que reconoce que esta práctica de las grandes cadenas que han tenido que adoptar hace que sus márgenes se reduzcan notablemente. 

Su homólogo en la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja y en la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), Adolfo López, culpa de la continuidad de las rebajas a las necesidades de ingresos porque “desde que se van los turistas hay tanta diferencia... Con octubre se nota un abismo”. 

En ello coincide el máximo representante de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, que cuenta que si ya hubo “pocos turistas”, ahora el consumo se ha recortado más y hay que buscar estrategias para dar salida al stock de productos.

Desde Distrito Picasso, Belén Chaver, destaca que este tipo de promociones llevan “muchos años” funcionando pero empezaron unos pocos y ahora se han tenido que sumar todos entre otras cosas porque la gente está reservando el dinero para final de mes. “Con la liberalización de las rebajas se cargaron el comercio”, reflexiona, molesta porque tiendas pequeñas cierren al no poder aguantar “cuatro meses saldando en una temporada de seis”. 

Los más fieles a esta fecha 
Otra de las razones que justifican esta suma masiva a los descuentos ahora es el temor de que la mercancía se quede en los almacenes cuando lleguen el viernes negro porque en esas fechas son los grandes y los comercios online los que más venden. 


Algo se lleva el pequeño comercio, pero como ya advirtieron el año pasado con las rebajas masivas lo que sale en esa fecha complica la temporada navideña.  “La gente está esperando al Black Friday y se acabó el resto de la campaña”, lamenta Chaver.

Tienen  razón en tener cierto respeto porque, según algunos estudios online, los gallegos más interesados por hacer compras durante el viernes negro son los coruñeses seguidos de los pontevedreses. Esta campaña pasa más desapercibida en zonas como Lugo y Ourense.

El comercio recurre de nuevo a los descuentos para reactivar las ventas