Cospedal presta su apoyo a Casado pero Santamaría no teme un vuelco en su contra

GRAF1469. PONTEVEDRA, 16/07/2018.- La candidata a la Presidencia del PP Soraya Sáenz de Santamaría durante su intervención en un acto con afiliados hoy en Pontevedra. EFE / Salvador Sas
|

María Dolores de Cospedal confirmó ayer su apoyo a Pablo Casado en la carrera por la sucesión en el PP, una adhesión que se esperaba ya en la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría, quien no cree que el posicionamiento de la secretaria general provoque un vuelco de votos en su contra.
A cinco días de que los 3.082 compromisarios del PP elijan al nuevo líder del partido en el congreso extraordinario, Cospedal dio el paso que la candidatura de Casado llevaba días esperando y acudió a su acto central de campaña de esta jornada, un desayuno informativo en Madrid, para arropar al candidato.

Una magnífica opción
Casado “puede ser una magnífica opción” para presidir el PP, dijo Cospedal antes de este acto en el que el candidato ha presumido de contar ya con el apoyo de todos los demás aspirantes que participaron en la primera vuelta de este proceso interno.
Un apoyo en bloque que representa el “exponente máximo de que la integración es posible”, según el candidato, que prometió0 que, si gana, integrará también a Santamaría porque es “imprescindible” para el PP.
Y si pierde, Pablo Casado aseguró que no encabezará ninguna corriente interna contraria al liderazgo de Santamaría.

Un tercio de los votantes
En la candidatura de Casado se dio mucha importancia al efecto que pueda tener el apoyo de Cospedal, tras el que, en palabras de uno de sus colaboradores, Santamaría se quedó sola y únicamente representa ya al tercio de votantes que la apoyaron en primera vuelta, porque los otros dos tercios están ahora con el vicesecretario de Comunicación.
Pero no lo ven así en el equipo de la exvicepresidenta del Gobierno, que ya daba por hecho el apoyo de Cospedal a Casado y lo había descontado de sus cálculos, y que insiste en que la traslación de votos, en esta fase con compromisarios, no se da de forma automática.
“Las cuentas de la vieja no funcionan en esto”, dijo la propia Sáenz de Santamaría en Pontevedra, donde recalcó que los compromisarios “son libres” y 
“uno no puede ejercer la libertad por los demás”.
Desde el equipo de Sáenz de Santamaría se insistió durante toda la jornada en que la foto de Cospedal con Casado no garantiza los votos suficientes, e incluso sugieren que la todavía número dos del PP tiene cada vez menos influencia en el partido, por lo que se siguen viendo ganadores.
La candidata estuvo ayer en Galicia acompañada del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien insistió en mantener la neutralidad y subrayó que “por respeto” a los dos candidatos hay que escuchar sus propuestas.
Feijóo, además, advirtió de que, si hubiese algún posicionamiento nuevo por su parte, no lo haría ni hoy ni mañana sino en el tramo final del congreso.
En cualquier caso, desde ambas candidaturas se asegura que en los próximos días y antes de que se celebre el congreso habrá nuevos dirigentes que se posicionen en favor de uno y otro. 
Mientras, Santamaría se comprometió a seguir “la tradición de abrir el curso político en Galicia en septiembre” si gana el congreso de este fin de semana. “Cada año en una provincia”, dijo.
La exvicepresidenta se refirió a al origen gallego del actual presidente del partido, a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y a los expresidentes autonómicos Manuel Fraga y Gerardo Fernández Albor, para calificar Galicia como “tierra de maestros”. l

Cospedal presta su apoyo a Casado pero Santamaría no teme un vuelco en su contra