La constructora del EDAR de Bens asumirá la reparación de defectos

La oposición rechazó en bloque la nueva tasa de saneamiento de la EDAR de Bens javier alborés

La constructora de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Bens asumirá los defectos que se han encontrado en la instalación, ha explicado el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, ante la preocupación de la oposición.
El informe sobre el EDAR en la que se han unido A Coruña, Arteixo, Culleredo, Oleiros y Cambre detalla una serie de problemas que, en palabras del regidor y en relación a la cuantía de la obra, es "un muy pequeño porcentaje sobre el total que se ha ejecutado".
"En el consejo que hubo en el EDAR de Bens existió un amplio acuerdo de cómo tenemos que afrontar esa situación y, en el caso concreto de las fugas, lo que hemos hecho es requerirle a la empresa, pues estamos en periodo de garantía, para que el emisario esté en perfectas condiciones sin coste alguno, a lo que ha mostrado su total disposición, hay sintonía total en ese tema", ha explicado.
Negreira se ha mostrado muy satisfecho con la manera en que funciona la empresa supramunicipal, la primera de Galicia, que ya trabaja para continuar en la mejora de la gestión del ciclo del agua, algo que interesa al Ayuntamiento.
"Es muy positivo que hayamos elaborado ese cuadro, hayamos hecho un plan de obras para estos años y hayamos acordado que todos los bombeos principales que están en distintos municipios sean llevados a cabo por esta empresa común constituida por todos los ayuntamientos", ha indicado.
La oposición ha expresado su preocupación por una situación que considera que puede derivar en "un engaño masivo a la ciudadanía coruñesa" si al final tiene que pagar "los defectos de una infraestructura" ya abonada "con creces", pues si se permite provocará que "trabajar para el Ayuntamiento será jauja para cualquier concesionaria".
En esta ocasión el portavoz de Esquerda Unida-Os Verdes ha precisado que la instalación costó 112 millones de euros y que hay problemas en el tejado, se necesita la construcción de un transformador, un sistema de climatización y combatir la corrosión.
El alcalde ha hecho estas declaraciones en una visita a las obras de remodelación del Centro Cívico de Monte Alto, que son "las más importantes desde 1995", ha dicho.
Con esta mejora, encuadrada en el plan de renovación de centros cívicos de la ciudad con un presupuesto superior a los 3,5 millones de euros, busca "mejorar la atención a todos los ciudadanos y a todos los barrios".

La constructora del EDAR de Bens asumirá la reparación de defectos

Te puede interesar