Pablo Iglesias pide perdón y que no se laven los trapos sucios en público

|

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, pidió ayer a los miembros de su partido que se contengan a la hora de airear sus diferencias para así “parar la espiral de torpeza”: “Si los medios y las redes sociales siguen siendo el escenario donde intentamos lavar nuestros trapos sucios destruiremos Podemos”.
Iglesias se expresaron así en un vídeo, de ocho minutos de duración, difundido a través de su cuenta de Twitter con la intención de “pedir perdón” a los inscritos en Podemos y a los votantes, porque asume que con la actual pugna los están “decepcionando”.
“Pido a los que sois portavoces y a los que sin serlo intervenís con regularidad en los medios de comunicación que os contengáis, que dejemos de hablar de nosotros mismos y de nuestras diferencias internas. Si los medios y las redes sociales siguen siendo el escenario donde intentamos lavar nuestros trapos sucios destruiremos Podemos”, dice el líder “morado”.
Así, aunque admite que “algunos dirán que su libertad de decir lo que quieran en la televisión está por encima de cualquier cosa” y que “por suerte nadie en Podemos puede callar a nadie”, subraya que “esto no va de callarse, ni de contenerse”, y de “respetar” a las bases que “no pueden ir a un plató ni tienen miles de seguidores en Twitter” y solo pueden “lanzar un grito de indignación y desesperación”. 
El vídeo pone cara a esas bases en la persona de la “abuela” de Podemos, Teresa Torres Peral que, según explica Iglesias, le envió un wasap reprochando a los dirigentes de Podemos que no estén “todos a una como en Fuenteovejuna” y que corran riesgo de estropearlo todo “por esa tontería de yo quiero estar en primera fila”.
El líder de Podemos responde a las palabras de “la abuela” con una larga carta en la que pide disculpas, también en primera persona. De hecho, asume que a veces ha “cometido el error de responder a compañeros” que le interpelaban en los medios de comunicación y en las redes, y que se ha “equivocado” porque lo que pensó que sería un “debate sano se ha convertido en la mejor arma” de sus “enemigos”.
“Sería humillante que lo que no lograron los poderosos y sus aparatos lo hiciéramos nosotros”, avisa a los suyos. Así, asegura que de cara al congreso de Vistalegre él va a esforzarse para que las diferencias enriquezcan Podemos y que, si finalmente hay que votar entre diversas listas, intentará que todos sigan juntos. n

Pablo Iglesias pide perdón y que no se laven los trapos sucios en público