El PP y el PSOE se reprochan la adjudicación de contratos a Vendex

El Ideal Gallego-2014-01-30-007-dfcfbd4d

Los dos únicos cargos políticos imputados en A Coruña por el caso “Pikachu” se enfrentaron ayer (de forma indirecta) por la supuesta implicación de sus respectivos gobiernos, el actual del PP y los anteriores socialistas, en la trama que investiga la jueza de Lugo Pilar de Lara, sobre supuestas irregularidades en las adjudicaciones del Ayuntamiento al grupo Vendex.
Como ya había dicho el alcalde, Carlos Negreira, en otras ocasiones, el portavoz municipal y primer teniente de alcalde, Julio Flores, –que el pasado viernes se sentó en el despacho de De Lara– aseguró que el grupo investigado perdió gran parte de sus contratos con el Ayuntamiento tras la llegada del PP a la alcaldía, aunque también ganó otros, como es el caso del mantenimiento biológico del Acuario. “Con anteriores gobiernos, a este grupo de empresas le ha ido extraordinariamente bien, y en esta etapa no le ha ido bien, sino todo lo contrario”, manifestó el popular, que recalcó que la compañía no fue “inhabilitada” por ningún juez para concurrir a concursos públicos, por lo que “si presentan la mejor oferta hay que adjudicárselo”.
En respuesta a las declaraciones del primer teniente de alcalde, el concejal socialista José Nogueira –imputado por haber sido responsable de Contratación en el anterior gobierno local y que el pasado martes declaró ante De Lara– incidió en el hecho de que los contratos que está investigando la jueza de Lugo hacen referencia a la etapa del PP al frente de María Pita, desde junio de 2011. Comparó, además, el número de imputados vinculados al PP en la ciudad (una parte de las 19 personas que fueron citadas a declarar fueron designadas por el gobierno local de Carlos Negreira), frente a los relacionados con los ejecutivos de los socialistas en María Pita. Pese al cruce de declaraciones, la jueza mantiene la imputación a los dos políticos.  

conversaciones
De Lara investiga en A Coruña si Vendex, a través de sus filiales, obtuvo contratos en la ciudad a cambio de favores, como la “colocación” de familiares de los empleados municipales o regales. Una de las claves de la investigación es la información recogida en las conversaciones de los pinchazos telefónicos al delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor.
Flores aseguró el lunes que la jueza solo lo interrogó por un presunto delito de tráfico de influencias. Lo hizo al tiempo que su abogado –y el de otros dos implicados en la causa– presentaba en Lugo una petición para que la instrucción de la operación “Pikachu” se traslade a los juzgados de A Coruña, en lo que afecta a conductas cometidas en el ámbito local.

El PP y el PSOE se reprochan la adjudicación de contratos a Vendex

Te puede interesar