Feijóo exige que las mareas se levanten de los sillones y empiecen a trabajar

|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reivindicó su política económica, que contrapuso con la gestión de las mareas en los ayuntamientos en los que gobiernan. “Si nuestra política social les da mil vueltas, la económica les da las mismas vueltas o más”, sentenció, antes de instar a los gobernantes de las candidaturas de confluenca a “levantarse de los sillones y empezar a trabajar”.
Feijóo atacó la gestión de las mareas, a las que acusó de no hacer “nada” en materia económica en los “nueve meses” de gobierno, en un acalorado debate con el viceportavoz de AGE, Antón Sánchez, a quien le afeó la “sinvergüencería política” de “bloquear” una solución urbanística para Vigo al negarse a incorporar una enmienda a la Ley del Suelo debatida este martes.
Previamente, el propio Antón Sánchez y también el portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, habían intentado acorralar al presidente mentándole la condena por blanqueo de “su amigo Marcial Dorado” y los supuestos casos de corrupción en el PP, aunque Feijóo optó por no entrar y recondujo el debate a la materia económica que centraba las dos preguntas.
Con todo, sí dirigió a Méndez Romeu, que en el pasado pleno le preguntó por su relación con el supuesto conseguidor de la Operación Zeta, Pachi Lucas, una velada advertencia: “Si quiere hablar de economía, hablamos; de otras cosas también; yo no soy el portavoz del señor Besteiro, soy el portavoz de mí mismo”, manifestó en relación al líder del PSdeG, imputado en el caso de O Garañón.
Tras esta breve alusión, el jefe del Ejecutivo autonómico pasó a defender la política económica de la Xunta, así como “la mejora” de los datos económicos en los últimos años. Esgrimió que su Gobierno trabaja para “solventar la recesión” que atribuyó a las políticas del PSOE y, aunque aseguró que “no” está satisfecho, porque más de 220.000 gallegos siguen “en la crisis económica” del “paro”, sí presumió de su gestión.
“Apunten, por favor, permítanme un decálogo imposible de un Gobierno socialista: la economía crece, baja el paro, sube la afiliación, suben las exportaciones, sube la producción industrial, sube la venta del comercio al por menor, sube la confianza empresarial, sube la confianza del consumidor, bajan los impuestos y los gallegos no pagamos por el derecho de sucesiones desde enero de este año”, instó.
Frente a la reivindicación de Feijóo de su política económica, Méndez Romeu le tildó de “falabarato” al presidente por haber presentado una gestión económica que supondrá “una década perdida” para Galicia que, “en el mejor de los casos volverá en 2020 a los índices de 2009”.
El socialista se remitió así a las previsiones del último Plan Estratéxico de Galicia presentado por la Xunta, al tiempo que recordó a Feijóo cuestiones que le echaba en cara al expresidente Emilio Pérez Touriño en 2008, como “su ausencia de política económica”, así como en relación a la acuicultura, el lácteo y el eólico, para concluir que debería “mirarse en el espejo”.

Feijóo exige que las mareas se levanten de los sillones y empiecen a trabajar