Rajoy negociará con Cataluña pero no permitirá que se celebre el referéndum

Rajoy se dirige al atril para realizar su última intervención en el congreso popular reuters/sergio pérez
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se dirigió ayer a los catalanes “engañados” por el independentismo, a los que les ha asegurado que la ruptura de España no es una “poda agradable hecha por un amable jardinero” sino una “amputación terrible” que supondría la salida de Cataluña de la UE, de la zona euro y la “imposibilidad de sostener” servicios públicos esenciales y prestaciones sociales. Además, avisó de que negociará y dialogará con Cataluña, pero no permitirá que se celebre el referéndum.
En su discurso de clausura del XVIII Congreso Nacional del PP, ante más de tres mil compromisarios del partido e invitados, Rajoy recalcó que la consulta nunca será legal porque se salta la Constitución Española.
Para cambiar la dinámica secesionista, empezará por “recuperar las instituciones” catalanas para que no estén “al servicio del independentismo”. En segundo lugar, reconstruirá la “cohesión interna” en Cataluña y, en tercero, tratará de alejar a la Generalitat de los “extremismos” que hoy son a su juicio determinantes “y que están poniendo en serio riesgo el modelo económico y social” de esta comunidad.
El jefe del Ejecutivo aseguró que lo que “algunos” están planteando en Cataluña no es un “mero debate” sobre el modelo de Estado ni sobre su articulación territorial sino “la eliminación de la soberanía nacional” y del derecho de todos los españoles a decidir lo que quieren que sea su país. Es más, dijo que lo que están haciendo para conseguir ese objetivo es “saltarse la ley a la torera”.
Por otra parte, Rajoy puso en valor la trayectoria del PP al servicio de los españoles y lo contrapuso con el populismo que representan partidos como Podemos, formación a la que no citó en ningún momento. “Rechazamos los populismos en todas partes y los combatimos como se tiene que combatir, con las armas de la verdad, la buena gestión, la cercanía y la ejemplaridad”, proclamó. En este contexto, realizó continuos llamamientos al diálogo, recordando que el PP solo cuenta con 137 diputados en el Parlamento y un acuerdo de investidura con C’s y Coalición Canaria que no es suficiente para aprobar leyes en el Congreso.

Rajoy negociará con Cataluña pero no permitirá que se celebre el referéndum