Turismo permitirá que se cancelen hasta un 5% de vuelos por cada ruta

29 marzo 2018 A Coruña.- La nueva ruta a Palma de Mallorca se estrena con más de un 70% de ocupación y mucha expectación en el aeropuerto de Alvedro
|

El contrato para la “promoción del sector turístico local de A Coruña y su conectividad aérea con algunos de los principales aeropuertos españoles y Londres para 2019” recién licitado por el Consorcio de Turismo dará pie nuevamente a la empresa que resulte adjudicataria –a pesar de los problemas de cancelaciones padecidos a lo largo de este año– a tener un elevado número de supresiones de la parrilla sin ningún tipo de sanción. Además, el contrato se ha publicado por primera vez en el perfil del contratante de la administración con la intención de que haya transparencia y una supuesta igualdad de oportunidades que no es real a tenor de unos pliegos diseñados ad hoc para la low cost Vueling.

Los usuarios de Alvedro, los trabajadores, AENA e, incluso, el Ayuntamiento de la Marea y el propio Consorcio de Turismo se quejaron este año de las cancelaciones indiscriminadas que realizó Vueling en distintas conexiones con o desde el aeropuerto coruñés. Sin embargo, el nuevo pliego del convenio que se hará con una compañía aérea para la promoción de la ciudad y la infraestructura el próximo ejercicio no recoge las medidas necesarias para evitar que se supriman sin control frecuencias de rutas aéreas a las distintas ciudades. 

“La ejecución de este contrato y las acciones de promoción turística en él previstas no pueden entenderse sin la operación de las rutas aéreas ofertadas por el adjudicatario”, destaca uno de los documentos de la licitación. 

Sin embargo, puntualiza que “las cancelaciones de vuelos por causas operativas no se descontarán del objetivo de vuelos previstos para cada ruta y computarán como vuelos realizados, siempre que dichas cancelaciones no supongan más de un 5% de los vuelos previstos para la ruta afectada”. Entiende por causas razonables la meteorología y las huelgas, pero también las “incidencias técnicas”, que a tenor de Turismo serían perdonables pese a que este año ese fue uno de los argumentos más empleados por Vueling para justificar sus decisiones de dejar a los clientes sin determinados traslados. 


Es decir, el Consorcio dependiente del Gobierno local permitirá hasta 49 supresiones a Barcelona, 18 a Londres, 13 a Sevilla o más de dos a Gran Canaria o Tenerife, por poner algunos ejemplos, unas cifras muy difíciles de alcanzar pero el no llegar a ellas no implica que no exista una afección global si se eliminan conexiones puntuales a última hora.  

Por otra parte, este año se ha sacado a licitación el concurso en vez de firmar un convenio directamente con Vueling –como hasta el momento– pero en la práctica no todas las compañías pueden ser licitadoras.

La Administración pública exige que se pongan en marcha los mismos destinos y con las mismas frecuencias que tiene ahora mismo la low cost. En los siete casos, se daría solo un margen de dos meses a otra firma para implantar la oferta pese a las complicaciones y los plazos temporales más dilatados que implicaría estrenar esos servicios.

Turismo permitirá que se cancelen hasta un 5% de vuelos por cada ruta