Sada-La xiba se cuela en la campaña

|

El Ideal Gallego-2011-05-16-010-f4668d4b

  Reportaje de daniel romero

fiesta gastronomía

Un evento gastronómico no suele defraudar y, visto lo visto hace ahora un año, la Festa da Xiba no tenía mucha pinta de hacerlo. Al contrario, era difícil encontrar un hueco en alguna de las mesas dispuestas en la carpa levantada en la plaza Suárez Picallo. La capacidad para más de 600 personas se quedó pequeña por momentos y los asistentes se afanaban por guardar un sitio a sus conocidos y familiares si no querían que éstos esperasen de pie.
La segunda edición de este evento gastronómico que en 2010 nació con el objetivo de quedarse en el calendario cumplió e incluso superó todas las expectativas. Las que habían depositado en ella la Asociación de Empresarios, la Cofradía de Pescadores y el propio Ayuntamiento, coorganizadores de una cita que, por suerte, se alió con el buen tiempo. Algo de viento, sí, pero para eso estaba la carpa. Dentro, de maravilla.
Quizás algo de calor en el interior, pero a eso también contribuyó el vino que se servía acompañando la ración de xiba y la empanada. Si alguien se quedaba con hambre, torta larpeira de postre y, cómo no, café.
La xiba se pescó en la ría de Sada, como no podía ser de otro modo, en una labor encargada a la Cofradía de Pescadores, que días atrás aseguró que la temporada de pesca de este cefalópodo había sido “irregular”. Gracias a la media tonelada que se le encargó para la fiesta de ayer, se contribuyó al menos a paliar el momento que vive actualmente el pósito sadense.
Los comensales, mientras degustaban ese postre, tuvieron la oportunidad de escuchar al Coro Galego Santa Comba de Veigue, que interpretó unas cuantas canciones que contaron con la absoluta entrega del público, animado en ocasiones a acompañar con palmas las voces de este nutrido grupo musical.
Pero independientemente del amor del ciudadano por la fiesta gastronómica –por la fiesta en general, vaya–, a nadie se le escapa que la de este año ha caído de lleno en la campaña electoral. Esto quiere decir que, entre bocado y bocado, de fondo podía oírse el megáfono del coche de uno u otro partido político pidiendo el voto.
Aún a riesgo de que a más de uno se le pudiera atragantar el menú, la degustación se realizó sin ningún pudor. Incluso el alcalde y cabeza de lista del BNG a la reelección, presente en la carpa al igual que los candidatos de otros partidos como PSOE y PP, se subió al escenario tras las palabras de la presidenta de la Asociación de Empresarios únicamente para agradecer la presencia de los asistentes y felicitar a la organización. Nada de política. Ayer tocaba fiesta.


 

Sada-La xiba se cuela en la campaña