El pleno aprueba con el apoyo del PP un techo de gasto que supone un incremento del 5,4%

GRA032. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 01/08/2017.- El conselleiro de Facenda de la Xunta de Galicia, Valeriano Martínez, durante su interevención esta mañana en el pleno del Parlamento de Galicia sobre el límite de gasto no financier
|

El Parlamento gallego aprobó, solo con el respaldo del PPdeG, el techo de gasto para la comunidad autónoma para 2018, que asciende a 9.487 millones, un límite que la oposición vio “falto de ambición”, por lo que votó en contra.
En su intervención al arranque del pleno extraordinario de la Cámara autonómica, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez destacó que el objetivo de la Xunta es que, al acabar la presente legislatura, en 2020, la capacidad de gasto de Galicia se sitúe en el entorno de los 10.000 millones de euros “y sin recurso a la deuda”.

Visto bueno
Martínez recordó los datos que ya ofreció el viernes, tras dar el visto bueno al techo de gasto el Consello, que sitúan el incremento de la capacidad de gasto en un 5,4% con respecto a la inicial del año, y en un 2,9% en comparación con la que tiene la Xunta en la actualidad. Serán, así, 490 millones de euros más, 261 millones más que las cuentas actualizadas.

Fiscalidad progresiva
Por su parte, el portavoz de los socialistas gallegos en el Pazo do Hórreo, Xoaquín Fernández Leiceaga, propuso  que se adopte una nueva fiscalidad, más progresiva, frente a un techo de gasto que consideró  “insuficiente”.
En cuanto a la portavoz del BNG, Ana Pontón, cargó contra el “reparto injusto” y el “disparate centralista” con que identifica este modelo de limitación del gasto, un “corsé”, en su opinión, que “impide utilizar todos los recursos para apostar por que nadie quede atrás”.
Sin embargo, el portavoz de los populares gallegos en el Parlamento, Pedro Puy, ha criticado que la oposición vea el “apocalípsis total” en este techo de gasto, del que valoró que da cuenta, desde su punto de vista, de la “estabilidad” de Galicia, también en el ámbito financiero.
Toda la oposición coincidió en señalar que el incremento del techo de gasto es inferior al previsto para la evolución de la economía (del 3,1 por ciento tras ser actualizado), y también lamentaron la evolución del paro, que, si bien se reduce, atribuyeron a una caída de la población activa.
Igualmente, reclamaron medidas para que los jóvenes emigrados retornen a Galicia, y han exigido políticas que incentiven la formación y la inversión en investigación y desarrollo.

Nuevo modelo
Asimismo, tuvieron presente el nuevo modelo de financiación autonómica planteado por un equipo de expertos, que generó  distintas impresiones. Villares valoró que en base a esta propuesta “debería bascular” hacia la búsqueda de mayores ingresos.
En su turno, Leiceaga pospuso un análisis pormenorizado de este tema hasta septiembre; mientras que Pontón tachó de “auténtico disparate” avalar un documento que “lejos de avanzar en la capacidad fiscal y financiera, abre la puerta a que Galicia pueda tener menos ingresos”.
Para Villares, el techo de gasto es “poner el dinero por encima de la gente”, e implica que paguen “justos por pecadores” y aseguró que la cifra responde a la “falta de rigor” de una Xunta.
 Pontón acusó a la Xunta de ser “más papista que el Papa” al establecer un techo de gasto que es “ideología neoliberal” puesto que “limita la capacidad e real de actuación del Gobierno”.
Puy, por último, se exhibió “relativamente satisfecho” y “contento” porque Galicia “demuestra” que tiene “estabilidad” y “una mayoría amplía y sólida”. Se preguntó si “algunos aprendieron algo de la crisis”, tras comentar que el empleo evoluciona “razonablemente bien”. l

El pleno aprueba con el apoyo del PP un techo de gasto que supone un incremento del 5,4%