“Génova” y el PP valenciano elevan la presión sobre Rita Barberá

24 abril 2015 página 31 Valencia (Comunidad Valenciana), 23/04/2015. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, durante la presentación de uno de los vehiculos del plan Ford Adapta, programa presentado esta mañana que permitir&aac
|

¡La dirección nacional del PP y el partido en la Comunidad Valenciana elevaron la presión sobre la exalcaldesa y senadora del Grupo Popular, Rita Barberá, para que ofrezca explicaciones cuanto antes, después de la investigación judicial que afecta al grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia por blanqueo de capitales.
El primero en apuntar a la conveniencia de que comparezca ya fue el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo, que aseguró este lunes que es Barberá quien “tiene que dar las explicaciones correspondientes” sobre su relación o no con la corrupción del partido en Valencia. Lo hizo tras la reunión del comité de dirección del PP que presidió el presidente del PP, Mariano Rajoy.

en su lugar
Fuentes de la dirección nacional aseguraron ayer que esperan que la exregidora aclare la situación, una petición a la que se sumó también la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig. En concreto, se le preguntó qué haría ella si estuviera en el lugar de Rita Barberá, y respondió: “Yo saldría y daría explicaciones”.
Desde el Congreso, el portavoz parlamentario del grupo popular, Rafael Hernando, también fue contundente en ese emplazamiento a la exregidora. “La señora Barberá tiene que dar explicaciones”, ha enfatizado en una rueda de prensa.
En la dirección nacional del PP son conscientes del daño que este nueva investigación por corrupción hace al partido, en medio de las negociaciones para formar gobierno y cuando está abierta la incógnita de si pueden repetirse las elecciones. En las filas del PP ya hay cargos que ven complicado que Barberá haya podido estar al margen de este nuevo escándalo de corrupción que afecta al grupo municipal, sobre todo tras la nueva información relativa a su hermana Asunción Barberá.
En concreto, el diario “El Mundo” publicó que la Guardia Civil investiga una conversación en la que Asunción Barberá admitía ante sus colaboradores que fue un error recurrir a los trabajadores para financiar actos de la campaña –por la vía de pedirles donaciones y luego devolvérselas en negro–. 
Toda la oposición se ha lanzando a atacar a los “populares” por este caso, planteando incluso la posibilidad de que las Cortes Valencianas puedan reprobarla, según dijo el socialista José Luis Ábalos. Podemos defendió este lunes que el PP exija a Barberá su acta de senadora y a esa petición se sumó ayer el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que añadió: “Parece que la señora Barberá estaba al tanto del cobro de comisiones”.

“Génova” y el PP valenciano elevan la presión sobre Rita Barberá