Nolaskoain: “No tengo ninguna presión encima”

Nolaskoain, que no pudo ser presentado ayer debido a la afonía que padece, ofrecerá mañana sus primeras impresiones como blanquiazul | quintana
|

La fragilidad defensiva y el pobre rendimiento del centro del campo deportivista en las siete primeras jornadas ha llevado a los aficionados blanquiazules a soñar con el regreso de Peru Nolaskoain,  después de la operación de apendicitis a la que fue sometido el pasado 25 de agosto.

El joven futbolista de 20 años ya está de vuelta y deseando que “llegue la hora del partido” del domingo para vivir su auténtico debut con el conjunto coruñés, ya que, aunque realmente se estrenó con la escuadra herculina en la primera jornada, tan solo disputó el último minuto del encuentro con el Oviedo en Riazor.

“Ya debuté la primera jornada, pero yo no lo cuento como debut, así que estoy deseando que el domingo llegue la hora del partido para poder ayudar al equipo”, ha confesado esta mañana en la sala de prensa de Abegondo, donde ha negado sentirse presionado por toda la ilusión que ha generado su regreso en el entorno del Depor.

“Responsabilidad hay que tener siempre, si no, un  futbolista no crece, pero yo no tengo ninguna presión encima, vengo a ayudar, a dar lo mejor de mí y sé que si doy lo mejor de mí, el equipo mejorará y todos mejoraremos”, ha comentado.

El polivalente futbolista nacido en Zumaia ha reconocido que, “mientras sea en el ‘verde’, me da igual dónde jugar” y ha explicado  que Anquela no le ha dicho en qué zona del campo piensa alinearle.

“He hablado con él y sabe que puedo jugar tanto atrás como en el centro del campo y no me ha dicho dónde voy a jugar, la verdad, pero tampoco estoy nervioso por esa cuestión. Yo lo que quiero es jugar, que al final es a lo que he venido aquí y el domingo veremos si quiere ponerme o no y dónde me pone”, ha argumentado.

Peru ha relatado su duro tiempo de espera, mientras se ha recuperado de la operación de apendicitis.

“Ha sido un mes duro, se me ha hecho muy largo, estoy fuera de casa y no me pilló ni en A Coruña ni en Bilbao, me pilló en Huesca, que está en tierra de nadie, ha sido un proceso largo, pero ya estoy aquí, estoy para ayudar al equipo, que es lo que cuenta”, ha dicho.

“Llevaba un par de días con dolor de tripa, pero no pensaba que era nada importante hasta que el día del partido me levanté a las siete de la mañana con un dolor que no era normal y avisé al doctor  y enseguida fuimos a la clínica y nos dijeron que había que operar a la tarde”, ha sentenciado.

Nolaskoain: “No tengo ninguna presión encima”