Detenido un camarero de 52 años por matar a su mujer de una puñalada

Los empleados del tanatorio retiraron el cuerpo de la víctima ante la expectación de los clientes de las terrazas de la calle de la Estrella | pedro puig
|

La Policía Nacional detuvo ayer a R.S.G., un camarero de 52 años, como sospechoso de haber matado a su mujer, M.J.M.R., también camarera, pasadas las siete de la tarde ayer, en su domicilio del número 34-36 de la calle de la Estrella. Tras matarla, llamó a los servicios de emergencia para confesar lo que había hecho. La primera patrulla que acudió al lugar de los hechos lo detuvo y lo trasladó al Complejo Hospitalario Universitario (Chuac) antes de entregarlo en las dependencias policiales.
Al mismo tiempo, acudieron al lugar agentes de la Policía Científica, así como miembros de la Unidad de la Familia y de la Mujer (UFAM) especializados en casos de violencia de género. Sin embargo, todavía no está claro que se trate del caso. Para empezar, no existía ninguna denuncia previa de malos tratos ni orden de alejamiento. Por otro lado, tampoco los vecinos habían oído una discusión de la pareja. “Solo se le oía toser a él, tosía mucho”, comento su vecina de abajo. También señalan la actitud cordial de la pareja en las últimas semanas.

Varios intentos
Pero el dato que permite a las autoridades poner en duda de que se trate de violencia de género es que el estado de salud de la mujer era muy grave, prácticamente terminal. “La última vez que le vi –comenta la misma vecina refiriéndose al detenido– me había dicho que estaba malita”. De hecho, la víctima llevaba mucho tiempo arrastrando la grave enfermedad, y el pronóstico desfavorable le había empujado a tratar de quitarse la vida. Los servicios de emergencia apuntan a que acudieron en más de una ocasión a asistirla por este motivo.
De tratarse de una muerte asistida, fuentes cercanas señalan que no es habitual emplear como arma, aunque existen precedentes en la historia reciente de la ciudad. De momento, la investigación sigue en manos de UFAM, y no de Homicidios, por lo menos hasta que se descarte totalmente la violencia de género. Los policías actuaron con toda la discreción que pudieron, en un momento en el que las terrazas de la calle de la Estrella estaban abarrotadas de gente que quería disfrutar del ambiente veraniego.
De hecho, se enviaron a motociclistas de la Policía Nacional para custodiar el lugar e impedir el acceso. La situación cambió cuando llegó el furgón del tanatorio para el traslado del cadáver. El portal de la casa donde había tenido lugar el homicidio se hallaba flanqueado por dos terrazas, y cuando el vehículo se estacionó frente al portal, prácticamente cortó el acceso de la calle, lo que suscitó una discusión entre un camarero y el conductor del vehículo.
En cuanto a su marido, se esperaba que el sospechoso pernoctase en dependencias policiales, y que hoy pase a disposición judicial a lo largo del día.

Detenido un camarero de 52 años por matar a su mujer de una puñalada