Betanzos estudia la rescisión del contrato a la adjudicataria de las obras en Enrique IV

El Ayuntamiento de Betanzos acometio varias obras en la plaza, pero estas no solucionaron el problema | archivo ec
|

Los servicios jurídicos municipales estudian la rescisión del contrato de la empresa adjudicataria de la remodelación de la plaza de Enrique IV, en A Ponte Vella. Los retrasos acumulados en el proyecto y la ausencia de soluciones o alternativas por parte de la empresa para acometer los trabajos llevaron al Gobierno de García Vázquez a solicitar un estudio de la situación contractual con el fin de “rescindir el contrato” dados los perjuicios que se están causando a los vecinos y al propio Ayuntamiento de Betanzos.
Esta intervención ya comenzó con retraso, aunque entonces se apuntó a las autorizaciones necesarias para llevar a cabo las obras, dado que eran numerosos los organismos públicos que tenían que pronunciarse teniendo en cuenta el grado de afectación del proyecto, al lado del Mandeo. Así, entre otras administraciones, las obras tuvieron que contar con la autorización de las Demarcaciones de Carreteras y de Costas del Estado en Galicia, el Ministerio de Fomento, Camino Inglés, la Dirección Xeral de Patrimonio, Augas de Galicia y Dominio Público Marítimo-Terrestre (DPMT). Cada autorización llevó aparejado “unos plazos legales” lo que influyó en la “lógica evolución de los trabajos”, añadieron desde el equipo de García Vázquez.

Hace casi once meses, y después del malestar vecinal de los últimos años por incidentes relacionados por el mal estado de los sistemas de alcantarillado del entorno, el Gobierno de García contrató la “Mellora na Rede de Saneamento de Fecais e Pluviais na praza de Enrique IV”.
La actuación también incluía la sustitución del pavimento actual y las canalizaciones de abastecimiento hasta sumar una inversión de 96.525 euros, apuntaron desde el Liceo.
En cuanto a la pavimentación, la actuación se completaría con la adecuación de los tramos que presentan roturas, tanto del interior de la plaza como de las zonas que lindan con el río, aprovechando todo el mobiliario existente y reponiendo bancos, papeleras, farolas y árboles en mal estado, resumió el Gobierno de Betanzos.
 

Eliminación de la ORA
Por otra parte, el BNG celebró el anuncio del Gobierno de Betanzos de suprimir la ORA: “Alegrámonos, pois despois de anos insistindo neste tema, parece que o PSOE entra en razón”, indicó su portavoz, Henrique del Río.
Los nacionalistas habían insistido por última vez en este asunto hace solo un mes, cuando demandaron “ordenanzas fiscais máis xustas”, con propuestas “similares ás formuladas o pasado ano: unha modificación na ordenanza de terrazas para estimular a apertura de negocios no casco histórico, a equiparación dos descontos en todas as ordenanzas relativas a servizos culturais e educativos e a supresión dos alugueiros de salas municipais, ademais de derogar a ORA”, casi todas aceptadas por el PSOE.

Betanzos estudia la rescisión del contrato a la adjudicataria de las obras en Enrique IV