El Ayuntamiento fija para este mandato la recuperación del tranvía o la eliminación de sus infraestructuras

10 septiembre 2019 A Coruña.- El Ayuntamiento cerró ayer la fase de recogida de apoyos a las distintas solicitudes vecinales presentadas al programa de 2019 de los presupuestos participativos. El carril bici y la retirada de los raíle
|

Después de ocho años sin que se produjesen novedades, el tranvía está llamado a conocer su destino de aquí al final de este mandato. Esa es la intención del Gobierno municipal, que está estudiando y valorando las posibilidades que hay en torno a este medio de transporte.

La alcaldesa, Inés Rey, aseguró ayer que será en este mandato cuando se decida su futuro. El Ayuntamiento valora la posibilidad de recuperar este medio de transporte, cuya principal utilidad es turística ya que su recorrido se circunscribe al Paseo Marítimo.

El problema durante su funcionamiento fueron las pérdidas que provocaba y que repercutían directamente en las arcas municipales, con resultados negativos. El tranvía dejó de funcionar en 2011 y desde entonces permanecen las vías y el tendido eléctrico y los vagones permanecen sin uso en las instalaciones de la Compañía de Tranvías.

La otra posibilidad con este medio de transporte es la eliminación de las vías por la que circulaba así como los postes de su tendido eléctrico.

En estos ocho años estos elementos sufrieron deterioro por la falta de uso y en el caso de las vías son varias las veces al año que provocan accidentes de tráfico. Esta situación se produce principalmente cuando llueve ya que las vías mojadas se convierten en una zona resbaladiza para los vehículos.

Inés Rey aseguró ayer que cuando tomen la decisión la darán a conocer, pero se comprometió a que este sea el mandato en el que se haga algo definitivamente con el tranvía.

 

Deuda

En la junta de gobierno local que se celebró ayer el Ayuntamiento aprobó personarse ante la reclamación judicial que la Compañía de Tranvías por las tareas de mantenimiento de la red.

En total es medio millón de euros lo que le reclama la empresa al Gobierno municipal por los gastos de mantenimiento desde 2011 y hasta 2017. La Compañía de Tranvías también reclama otros tres millones de euros al Gobierno local, en este caso vinculados a una parte del financiamiento de la tarjeta Millennium.

Este medio de transporte lleva ocho años sin funcionar pero las vías se mantienen en la calzada

El tranvía como medio de transporte se recuperó en 1997, en este caso para ejercer de opción turística. Por aquel entonces, fueron dos de los vehículos originales, que habían sido utilizados entre 1913 y 1920, los que se emplearon con este fin.

Estos tranvías fueron restaurados para circular en paralelo al Paseo Marítimo y posteriormente se unieron otros dos al servicio, que completaba un recorrido de seis kilómetros.

Este recorrido tenía sus extremos en la Dársena y en la playa de Riazor y pasaba por lugares como el castillo de San Antón, la Maestranza, San Amaro, la Torre de Hércules, el Aquarium Finisterrae, la Domus o el arenal del Orzán.

El trayecto entre una punta y la contraria era de entre 30 y 45 minutos y el precio del billete era de dos euros. Su principal uso se producía en los meses de verano y en Semana Santa, momentos del año en los que funcionaba los siete días de la semana y ampliaba su horario de 12.00 a 21.00 horas y una frecuencia de media hora.

Mientras, el resto del año solo funcionaba los fines de semana y los días festivos entre el mediodía y las siete de la tarde con una frecuencia de una hora.

El Ayuntamiento fija para este mandato la recuperación del tranvía o la eliminación de sus infraestructuras