El Ayuntamiento pedirá a Fomento la competencia para autorizar terrazas

anido quiere que todas las terrazas estén reguladas por la ordenanza municipal patricia g. fraga
|

El gobierno local solicitará a Demarcación de Costas, dependiente del Ministerio de Fomento, la cesión de las competencias relativas a la autorización de la instalación y de regulación de terrazas en los establecimientos hosteleros que se enmarcan en la playa de las Delicias, en la zona de O Curruncho.

El gobierno local quiere incluir las instalaciones de la calle de la playa

Estos negocios, los situados concretamente en la calle de la playa, están actualmente sometidos al dictamen de Costas, pero la pretensión del Ayuntamiento es que su control se mueva exactamente en los mismos términos que el resto de este tipo de instalaciones en el centro urbano. Esto es, que estén bajo la tutela de la ordenanza de terrazas que se aprobó el pasado año.

Desde el ejecutivo presidido por Ernesto Anido consideran que se trata de una petición legítima, la cual argumentan en varios sentidos. El primero, el mencionado anteriormente, de que todas las terrazas de Sada se regulen a través de la ordenanza con el fin de unificar criterios y no haya diferencias entre unos y otros que puedan generar agravios.

En segundo lugar, que se trata, el Ayuntamiento, “de la administración más próxima al ciudadano”, como admiten desde dentro del consistorio, que insiste en que “nadie mejor” que los mandatarios de una localidad para saber qué es más conveniente para uno u otro sector del municipio.

 

ordenanza

A raíz de esta solicitud del Ayuntamiento a Costas, hay que recordar que la aprobación de la ordenanza municipal de terrazas trajo consigo una gran polémica entre el ejecutivo local y los partidos de la oposición.

Si por parte del equipo de Anido realizaron las modificaciones que creyeron convenientes con el objetivo de dar más facilidades a los negocios del sector de la hostelería para ayudar además en tiempos de crisis, desde el principal partido opositor, el BNG, advirtió que el texto incluía condiciones en las que permitirían a algunos locales tener un permiso de más horas de apertura en su exterior que en el interior del establecimiento.

Unas acusaciones que fueron no obstante desmentidas por el gobierno local, que afirmó que, en algunos casos, el tiempo en que estaría operativo este servicio se vería incluso reducido.

Asimismo, la ordenanza contaba con la aprobación de la Mesa de Comercio Local –con responsables del tejido comercial y asociativo del municipio–, que dio su visto bueno antes de que saliera adelante en el pleno.

El Ayuntamiento pedirá a Fomento la competencia para autorizar terrazas