La Guardia Civil asegura que la respuesta a las agresiones debe partir siempre desde el Estado

Representantes de la Guardia Civil, la Policia Nacional, los Mossos | Q. garcía (efe)
|

La Guardia Civil cree que atentados como los de Cataluña se resuelven con la complicidad de los cuerpos policiales, ya que una acción así no afecta a una comarca o una autonomía sino a todo un Estado, por lo que la respuesta debe ser desde la “concentración de capacidades en el Estado”.
Esta es una de las lecciones aprendidas de atentados ocurridos en países de nuestro entorno, según dice en una entrevista con Efe el jefe de la unidad de lucha contra el terrorismo yihadista del Servicio de Información de la Guardia Civil, el teniente coronel Francisco José Vázquez, con motivo del primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona).

Coordinación
El teniente coronel quiso poner en valor la coordinación de los cuerpos policiales y de inteligencia –el suyo, la Policía Nacional, los Mossos y el CNI– nada más producirse los atentados, un “golpe de realidad” en una sociedad como la española que no anticipó el radicalismo de los autores.
Al respecto, el presidente del PP, Pablo Casado, afirmó que es “intolerable, injusto” y una “canallada, insinuar que la Guardia Civil o la Policía Nacional pudiesen tener algún vínculo con la célula yihadista” que llevó a cabo los atentados de Barcelona y Cambrils. Así se pronunció tras la publicación de una carta de los exmiembros del Govern Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raúl Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Dolors Bassa, el exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, el actual presidente de Ómnium, Jordi Cuixart, y la anterior presidenta del Parlament Carme Forcadell, en la que estos denuncian “la estrecha relación entre el imán de Ripoll, el líder ideológico del atentado, y el CNI”.
Lejos de la polémica se expresó una de las agentes que ayudó tras el atentado. “Para esto no se está nunca preparado como persona. No se está nunca preparado para una cosa así”, explica a Efe. La mossa admite que tuvo miedo, pero pese a que había numerosas personas huyendo del lugar, los agentes tiraron para arriba, hacia el ojo del huracán, sin saber exactamente lo que encontrarían.

La Guardia Civil asegura que la respuesta a las agresiones debe partir siempre desde el Estado