Investigan las causas del accidente de un avión ruso en Egipto en el que murieron las 224 personas a bordo

Egypt's Prime Minister Sherif Ismail looks at the remains of a plane crash at the desert in central Sinai near El Arish city, north Egypt, October 31, 2015. The Russian airliner carrying 224 passengers crashed into a mountainous area of Egypt's Sinai peni
|

un avión Airbus A-321, con 224 personas a bordo –217 pasajeros, la mayoría de nacionalidad rusa y siete tripulantes– se estrelló a primera hora de la mañana de ayer en la península del Sinaí, después de despegar de la localidad egipcia de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo.
Fuentes médicas y de seguridad egipcias confirmaron horas después que el siniestro no dejó supervivientes. A pesar de que los primeros efectivos de rescate escucharon voces dentro de los restos del avión, los servicios médicos no consiguieron hallar a nadie con vida.

cajas negras
En cuanto a las causas del accidente, los equipos egipcios desplazados hasta el lugar del mismo localizaron las dos cajas negras de la aeronave, que resultarán claves para determinar el porqué de lo ocurrido.
El primer ministro de Egipto, Sherif Ismail, advirtió de que, hasta que no se hayan analizado los dos equipos, no se podrá establecer con exactitud por qué se estrelló el avión. El Gobierno, sin embargo, ya apuntó que no parece haber actividades “irregulares” detrás de la caída, lo que en principio descarta la hipótesis del atentado.

atentado
En este sentido, un grupo militante vinculado a Estado Islámico (EI) en Egipto declaró, frente al escepticismo de los expertos, que había derribado el avión, según un comunicado publicado en el sitio Aamaq, que opera como una agencia cuasioficial de noticias del EI.
No obstante, el ministro de Transporte de Rusia, Maxim Sokolov, desmintió que el EI esté detrás del siniestro. 
“Vemos en varios medios cierta información de que el avión fue derribado por un misil antiaéreo disparado por terroristas. Esta información no se puede considerar ajustada”, señaló.

investigación criminal
El comité de investigación ordenado por el presidente ruso, Vladimir Putin, ha abierto una investigación criminal por negligencia sobre la aerolínea dueña del avión, Kogalymavia.
La investigación del siniestro, atribuido extraoficialmente a un fallo mecánico, se ampara en el artículo 263 del Código Penal: “Violación de la normativa de seguridad para el movimiento y explotación de transporte por agua, mar y aire”, según el portavoz del comité, Vladimir Markin.
Este también anunció el envío inmediato a Egipto de un grupo de investigadores “que trabajarán con los órganos competentes y con representantes egipcios de acuerdo con las normas del derecho nacional e internacional”.
La hipótesis que ahora tiene más fuerza es la que atribuye el siniestro a un fallo mecánico, como señalaron fuentes que prefirieron conservar el anonimato del aeropuerto de Sharm el Sheij, la localidad egipcia de la que despegó el aparato.
Los servicios de rescate tuvieron enormes dificultades para trabajar en la zona, primero por el difícil acceso al lugar del siniestro –la montañosa zona de Hassana, al sur de El Arish– y también por la presencia de grupos armados que operan lejos del alcance de las fuerzas de seguridad egipcias, concentradas principalmente en la costa de la península del Sinaí.

Investigan las causas del accidente de un avión ruso en Egipto en el que murieron las 224 personas a bordo