BETANZOS-El salvaescaleras que nunca subió hasta Santo Domingo

El aparato está “atascado” en la parte de arriba de la escalera P. G. Fraga

El 13 de enero de 2011, el gobierno local anunciaba la instalación de un sistema de salvaescaleras en Santo Domingo. Continuaba así la “metamorfosis” de la plaza de García Irmáns iniciada con la puesta a punto del entorno de Os Soportais. Tres años después, la plataforma, aunque colocada, nunca ha funcionado y, por absurdo que pueda parecer en plena crisis económica, es uno de los motivos de enfrentamiento entre el anterior gobierno municipal, del Partido Popular, y el actual, del PSOE.
Así, mientras los socialistas advierten de problemas técnicos en el elevador, los conservadores insisten en que el único “problema técnico” es la falta de voluntad política del equipo de García Vázquez. “Actuaciones que para cualquier gobierno serían simples, para los socialistas representa un problema”, llegaron a afirmar desde el PP.
Lo cierto es que la Administración local sigue apuntando a una decena de averías, e incluso algún sabotaje, en el salvaescaleras de Santo Domingo. La última hace solo un par de semanas, según fuentes del grupo de García Vázquez. “Alguien lo solicitó y, cuando se iba a poner en funcionamiento, estaba atascado en la parte de arriba”, sostienen desde Betanzos. La intención, según dicen, es arreglarlo, pero a estas alturas, ya no descartan retirarlo: “Si esto se vuelve a producir vamos a tener que retirarlo y estudiar alternativas para esa zona de Santo Domingo”.

Idoneidad
La empresa, que se encargará una vez más de la reparación, alega que cuando instaló el elevador advirtió de que su ubicación, en el exterior, no era la adecuada para este tipo de mecanismos, que sí funcionan en otros puntos de Galicia.
Frente a las críticas del PSOE, los populares destacan que su plan de eliminación de barreras arquitectónicas, en el que se enmarcaría la colocación de este salvaescaleras para facilitar el acceso al complejo cultural donde se ubica el antiguo Cine Alfonsetti, le valió en su día el reconocimiento de la Unidad Provincial de Parapléjicos, que distinguió al Ayuntamiento de Betanzos con el Premio Millenium Século XX-XXI.
Hace ahora dos años, después de denunciar cuatro sabotajes en menos de seis meses, desde agosto de 2011, el gobierno local ya advertía de su propósito de estudiar con los técnicos municipales el tipo de medidas a adoptar en relación con el salvaescaleras del Atrio de Santo Domingo. Pero entonces, la avería pudo solventarse, aunque el gobierno local no dudó en denunciar que el arreglo de los daños había supuesto un nuevo gasto a las arcas municipales pese a que el equipamiento ni siquiera se había estrenado y la plataforma quedó en Santo Domingo. También entonces, entre las posibilidades que barajaba el equipo de gobierno, que como ahora estaba replanteando la idoneidad de este servicio, figuraba la retirada del elevador de la plaza de Galicia. Es posible que el año sea 2014. El de la solución o el de la retirada definitiva del polémico ascensor del convento de Santo Domingo, en la céntrica plaza de García Irmáns.

BETANZOS-El salvaescaleras que nunca subió hasta Santo Domingo

Te puede interesar