Los Juegos empezarán un año menos un día después

La cuenta atrás para los JJOO deberá ser ajustada y reiniciada tras quedarse congelada hace poco menos de una semana | KIMIMASA MAYAMA
|

Los Juegos Olímpicos de Tokio se celebrarán finalmente entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021, un año menos día más tarde de las fechas inicialmente fijadas para este verano, anunciaron los organizadores del evento. 

Las nuevas fechas han sido desveladas menos de una semana después de que se decidiera su aplazamiento, y, al igual que aquella decisión, han sido anunciadas con suspense y de confusión. 

Los rumores crecientes que en los últimos días situaban el verano de 2021 como periodo favorito para recolocar los Juegos, los organizadores afirmaron ayer mismo en una rueda de prensa que no se había tomado aún una decisión y luego anunciaron lo contrario menos de cuatro horas después. 

El detonante, una vez más, fue una teleconferencia mantenida entre los organizadores nipones y el presidente del COI, Thomas Bach, en la que este dio su beneplácito a las nuevas fechas propuestas por los organizadores. 

Protección y ajustes
Esta decisión se ha tomado a partir de los criterios de “proteger la salud de los atletas y de todas las partes implicadas y de contribuir a la contención del Covid-19”, de “salvaguardar los intereses” del mundo del deporte y de ajustarse al calendario de competiciones, dijeron el COI y los organizadores en un comunicado. 

Las nuevas fechas “tienen el beneficio de minimizar el trastorno que causará el aplazamiento en el calendario deportivo internacional y ofrecen el suficiente tiempo para terminar el proceso de clasificación”, señala la nota. 

El período comprendido entre el 23 de julio y el 8 de agosto de 2021 se ha impuesto con la idea de conceder “suficiente tiempo para los preparativos” de deportistas y otras partes implicadas. “Debido a la situación, también creíamos que era mejor que los Juegos fueran en verano”, comentó el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori. 

Previamente, el director ejecutivo de los Juegos, Toshiro Muto, había prácticamente descartado la opción primaveral con el argumento de que “los atletas necesitarán todo el tiempo posible” para reajustar sus calendarios. 

La primavera de 2021, que hubiera coincidido con la vistosa época del florecer de los cerezos (‘sakura’) en Japón y con el décimo aniversario del terremoto y el tsunami de 2011, también se veía complicada por coincidir con otras citas del calendario político nipón. 
Los Juegos Paralímpicos, por su parte, comenzarán el 24 de agosto y se cerrarán el 5 de septiembre. 

El debate sobre las nuevas fechas reavivó las preocupaciones que tenían algunas federaciones deportivas y otras partes implicadas en el proceso de decisión sobre el calor excesivo que se da en verano en Tokio. Muto admitió que durante el proceso de consulta surgieron “opiniones contrarias” a que los JJOO se celebraran en verano. 

Ese calor extremo llevó al COI a decidir el año pasado trasladar el maratón olímpico a Sapporo.  Pero esta decisión podría ser revisada al igual que otras que conciernen a competiciones olímpicas cuyas sedes podrían verse afectadas por el cambio de fechas. 

El tema más urgente por resolver, no obstante, son los costes adicionales derivados del aplazamiento y quién los asumirá.

Los Juegos empezarán un año menos un día después